Operación: Pies Perfectos, ¿cómo conseguirlos?

Un sólo kilómetro que anden nuestro pies ya es motivo suficiente para cuidarlos a diario. 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos sostienen todo el peso de nuestro cuerpo y sufren un importante desgaste continuo. No paran y trabajan duramente para llevarnos de un lado a otro. Mimarlos es nuestra obligación con ellos y hacerlo puede convertirse, además, en un ritual de auténtico placer.
Durezas, sequedad, talones agrietados, callosidades… así es como se quejan nuestro pies y reclaman nuestros cuidados. Pues bien, exfoliar, refrescar e hidratar serán las tres acciones claves para asegurar su bienestar.
Las durezas se producen por diferentes motivos, como andar mucho, utilizar tacones, mala circulación o un calzado inadecuado. Por su lado, las grietas de los talones no son sólo un problema estético. La falta de hidratación que lleva a esta situación obedece a una presión excesiva sobre las plantas de los pies que tiende a expandirse lateralmente. Al no estar hidratada la piel de los laterales pierde flexibilidad, se cuartea y se agrieta, pudiendo llegar a ser doloroso.

Kit de soluciones
Neutrógena nos ofrece toda una gama de productos que nos proporcionarán unos pies de revista.

Paso 1: Exfoliar. Es preciso eliminar la piel áspera y seca y liberarla de células muertas. Un hábito que se debe realizar, como mínimo, una vez por semana. Con un masaje sobre la piel húmeda, los pies quedarán totalmente renovados.

Paso 2: Hidratar. Relajar, aliviar y reparar, estas son las funciones de la crema ultrahidratante y del bálsamo refrescante para los pies. Este hábito es de cita diaria. La crema ultrahidratante promete reparar esta zona del cuerpo en sólo 3 días. Su hidratación es de larga duración y su textura es muy agradable de utilizar. Asimismo, el bálsamo proporciona un alivio inmediato para los pies cansados y recalentados, gracias a su textura fresca y untuosa. Este bálsamo contiene, además, aceite de semilla de uva que protege la piel de las agresiones diarias.

Paso 3: Cuidados específicos. Durezas, talones agrietados u olor excesivo, Neutrógena completa su gama con un producto concreto para cada uno de estos problemas. Hay que tener en cuenta que cuando los pies sufren de una excesiva sudoración que acaba causando mal olor, el cuidado debe incrementarse, pero nunca bloqueando la transpiración. El desodorante para pies de Neutrógena controla esta sudoración, evitando el mal olor y combatiendo los radicales libres. Se puede utilizar, además, dentro del calzado.
Por su lado, la crema para las durezas está formulada con un alto contenido en Urea, que logra la disminución del grosor y una alta hidratación y suavidad. Combinada con el exfoliante se convierte en un tratamiento intensivo de gran efectividad.
La crema para los talones agrietados completa el kit, tratando en profundidad las grietas y aliviándolos inmediatamente.