Manicura express: uñas impecables en un momento

Nuestras manos hablan de nosotras. Ellas son el testigo directo de nuestra edad y nuestro estilo de vida, por lo que si las cuidamos bien siempre lo demostrarán. Pero claro, ¿quién tiene tiempo hoy en día para dedicar horas y horas al cuidado de sus manos? La mayoría de las mujeres de hoy en día desde luego no. Por eso, Beter ha lanzado un set de manicura express para poder mantener nuestras manos en un perfecto estado de revista, aunque no podamos acudir con la frecuencia deseada al centro de belleza. El tamaño de estos productos es, además, muy reducido por lo que se pueden llevar en el bolso y hacerse un retoque en cualquier momento. La nueva línea de Beter comprende todos los cosméticos imprescindibles para cuidarse las uñas en un cómodo formato rotulador de punta biselada: un quitacutículas extrasuave (5,45€), con aceites naturales de almendra y aguacate; un fortalecedor (5,45€), que endurece la estructura de las uñas y les da brillo; un aceite de proteínas (5,45€), que las revitaliza, nutre e hidrata; un corrector de esmalte (5,45€), que borra sin acetona cualquier exceso; y unas toallitas quitaesmalte (2,50€/10) en formato sachet, que además de limpiar, hidrata, suaviza y protege. Para empezar la manicura, Beter propone también, utilizar sus tabletas efervescentes (1,75€/2), que blanquean las uñas y las prepara para la manicura.

La manicura paso a paso
Beter nos recomienda seguir los siguientes pasos para conseguir unas uñas perfectas. ¡Toma nota!

1. Debes sentirte cómoda y tener todo lo que vas a necesitar a mano. En tu neceser nunca debe faltar: un cepillo de uñas, un cortaúñas, un palito de naranjo, una lima de fibra de vidrio (ofrece mayor rapidez a la hora de dar forma a las uñas), una lima de vidrio templado (para perfilar con suavidad), un alicate de pieles, un cortacutículas y un pulidor de uñas.
2. Para limpiar las uñas, es preciso utilizar un cepillo para asearlas en profundidad. Si llevan laca es mejor utilizar un quitaesmalte sin acetona porque así evitaremos que la uña se reseque.
3. A la hora de cortar, podemos dejar las uñas con una forma ovalada o cuadrada, eso al gusto. Para el limado, lo mejor es utilizar primero una de fibra de vidrio, luego una de cartón y acabar con la de vidrio templado, que evita el posible astillaje de las uñas. Las limas se deben utilizar siempre en la misma dirección y sin hacer demasiado hincapié en los bordes.
4. Eliminar las cutículas. Se debe dejar actuar el producto quitacutículas al menos dos minutos para que la piel se reblandezca. Luego hay que empujar con suavidad esa piel hacia atrás con el palito de naranjo. Sólo si es necesario y se tiene pericia, es recomendable cortar la piel sobrante, ya que se pueden ocasionar heriditas si se hace mal.
5. Lograr un aspecto más saludable de las uñas es posible con aceites y geles que las regeneren y eviten su desecamiento.
6. El toque final lo da el pulidor. Con seis pasadas por cada lado del pulidor es suficiente para lograr un brillo espectacular. Si tus uñas son frágiles, no olvides terminar con un fortalecedor para darles más dureza. Este producto, además, es muy recomendable para antes de aplicar el esmalte.