El suave rubor de Blushing Fabric


Giorgio Armani presenta un nuevo cosmético “textil”, inspirado en los más refinados tejidos que cubren la piel con la suavidad de un velo. Así, su nuevo blush -Blushing Fabric- es capaz de sublimar la piel con una armonía de colores transparentes, dulces y delicados, lo que nos parece perfecto para dar al rostro un aspecto fresco y saludable, ahora que llega la calidez primaveral y nos gusta ir con un look más natural y sencillo.

Para embellecer la textura natural de la piel, Armani presenta 3 tonos translúcidos: un coral para iluminar piel, un rosa fresa para obtener una tez fresca y luminosa y un rosa palo para dar un ligero rubor sobre los pómulos. La fórmula cuenta con la llamada tecnología Microfil™ 3D para obtener una textura extremadamente sensorial a la hora de aplicarla sobre las mejillas y demás rasgos del rostro. Además, la tez es iluminada por la presencia de lacas que permiten un color más translúcido y más intenso, según preferencia. Al contacto de esta infusión de colores nude, la piel se torna más luminosa, jugosa y suave como el terciopelo.



El secreto de su aplicación
Según nos cuenta la maquilladora Linda Cantello, para aplicarse este colorete es preciso poner una avellana de Blushing Fabric sobre el dorso de la mano y derretir la textura con la punta de los dedos. Luego, se extiende con los dedos desde los pómulos a las sienes; lo mejor es dibujar un 8 para extenderlo con homogeneidad y repetir si se quiere un color más intenso. Posteriormente, se puede tomar lo que queda de la textura y en añadir unos toques de color sutil sobre los párpados y los labios. Blushing Fabric puede aplicarse sólo o encima de un fondo de maquillaje.



Precio: 41€