¿Te proteges lo suficiente ante el sol?


Ahora sí, las vacaciones han llegado y hay que ponernos morenas para estar estupendas durante todo el verano. ¿Cuantas veces nos han dicho que tenemos que protegernos cuando tomamos el sol? Seguro que ya ni llevamos la cuenta pero, ¿realmente tomamos todas las precauciones necesarias? Que el sol incida directamente sobre nuestra piel, sin ningún tipo de protección. puede tener consecuencias muy desastrosas.


Los especialistas hospitalarios del Grupo HM en unas jornadas sobre Oncología celebradas recientemente han puesto de manifiesto que el melanoma es la quinta causa de cáncer en la actualidad y su incidencia va en aumento, provocando un envejecimiento prematuro e, incluso, la muerte. Sin embargo, se puede prevenir y tratar si se detecta a tiempo.


¡Protégete SIEMPRE!


El factor que más actúa sobre la juventud son los rayos ultravioletas A, B y C. Los de tipo B son los más perjudiciales aunque lleguen en poca proporción y está comprobado que producen melanoma, según afirmó el Dr. García Rico. Los de tipo A, aunque son los menos malignos, llegan en mayor cantidad, de ahí la importancia de que los protectores solares tengan factor de protección alto, tanto de los rayos A como de los B. La psicoóncologa de HMT, Áurea Esparza, destacó que para prevenir esta enfermedad es muy importante conocer nuestro fototipo de piel para así saber cómo protegernos y qué factor usar, además de ser totalmente conscientes de cuanto tiempo podemos estar al sol sin quemarnos.


Otras recomendaciones subrayadas por la psicooncóloga son evitar el sol entre las 11:00 y las 16:00 horas, aplicar la crema protectora media hora antes de la exposición solar y dar más cantidad en manchas y lunares. Además, recordó que “las cabinas de rayos ultravioletas aumentan en un 75% la probabilidad de desarrollar melanoma si empiezan a utilizarse antes de los 30 años”


Acude a tu médico en cuanto detectes estos sintomas


El Dr. Fabio Massimo apuntó los signos a tener en cuenta en un lunar para acudir a la consulta del dermatólogo: “forma asimétrica, cambio de tamaño, color o forma, contornos o bordes irregulares, existencia de más de un color, o cuando produce picazón, supura, sangra o está ulcerado”. Si detectas estos síntomas, no lo pienses y consulta a un especialista ya que si se trata con suficiente antelación no tiene porqué avanzar y se puede curar rápidamente, en caso contrario podría extenderse y provocar un cáncer de mucha más gravedad.