No me atrevo a dejar a mi novio, aunque ya no estoy enamorada de él

Hola querida Patricia, te escribo porque tengo un problema. Yo tengo pareja desde hace unos siete años (ha sido una relación discontinua) pero sé que ya no estoy enamorada de él y que no siento lo que tendría que sentir; es más, me siento atraída por otro chico desde hace casi un año, pero sé que este chico no quiere nada conmigo porque me lo han dicho sus amigos.
Ya sé que debería dejar a mi pareja pero no soy capaz por miedo a hacerle daño y, además, yo volví con él porque sé que con quién realmente me gusta no tengo oportunidad.
¿Qué debo hacer? ¿Cómo debo afrontarlo?
Un saludo
 
Querida lectora.
En todas las relaciones sociales, y especialmente con la pareja, la sinceridad es algo muy importante, que luego nos permite actuar de un modo más libre y sentirnos mejor con nosotros mismos.
Pero a veces parece que, precisamente con los que más queremos o apreciamos, se hace más difícil. Tememos hacerles daño y, en otras ocasiones, lo que nos da miedo es que nos rechacen o quedarnos solos.
 
Nos es justo ni para nosotros ni para nuestra pareja que les estemos ocultando nuestros verdaderos sentimientos. A la larga, aunque nuestra intención sea justamente lo contrario, conseguimos hacerles más daño. Y nosotros no nos sentimos bien con esta situación. A fin de cuentas, ninguno de los dos es feliz.
 
Lo que si que podemos hacer es intentar contarle lo que pensamos, intentando que sufra lo menos posible, no siendo bruscos y, sobre todo, intentando ponernos en su postura.

Pero, no podemos aplazarlo indefinidamente, los temas que nos hacen sufrir es mejor afrontarlos cuanto antes. Buscar una fecha concreta y tratar el tema, porque si no es algo que lo que lleva es a alargar el malestar.

Y sobre todo, tener en cuenta que no debemos sentirnos culpables de nuestros sentimientos, ya que éstos no se pueden controlar. Pero sí que debemos responsabilizarnos de nuestros actos. Y respetarnos a nosotros y a nuestra pareja. Y la mejor forma de hacerlo es siendo francos con nosotros mismos y con los que nos quieren.
 
Muchas veces tenemos miedo al cambio, ya que adelantamos que lo que nos puede deparar el futuro es peor que lo que ya tenemos, y preferimos conformarnos con una realidad que no nos gusta pero que conocemos.
Esto no tiene porque ser así, no siempre el futuro nos trae cosas negativas, muchas veces es todo lo contrario. Tenemos que ser capaces de superar el miedo y tolerar la incertidumbre. Quizá nos espere algo mejor.



Para tomar una decisión importante, tienes que tener en cuenta qué consecuencias te traerá, tanto a corto como a largo plazo. Y pensar cuál quieres que sea tu objetivo, o el fin al que quieres llegar.Teniendo eso claro, la decisión viene sola.

Un fuerte abrazo y mucho ánimo.

—————————————————————————————————————————————————-



¡Hola! Mi nombre es Patricia y soy psicóloga con orientación cognitiva conductual. Mi labor consiste en evaluar y tratar los distintos trastornos psicológicos que se presentan en las personas con un método de trabajo que se centra en el aquí y el ahora; intentar solucionar la situación presente en el menor tiempo posible, y no tanto indagar en la causa que lo origina, sino en las soluciones de la misma.
Trato de enseñar a la gente nuevas habilidades, nuevas formas de enfrentarse al día a día: dotarles de “herramientas” para que cada uno pueda  aprender a afrontar  la situación o problema que le esté afectando.

Estoy aquí para ayudarte y me encantará responder a todas las preguntas que me enviéis a consultaspsico@mujerwapa.com


* Para una consulta más en profundidad contactar con la psicóloga en patriciagarciacanto@gmail.com