¡Organízate la vuelta!

Randstad ofrece una serie de consejos para que la vuelta al trabajo sea algo más llevadera y superemos cuanto antes el síndrome postvacacional. Después de unos días de descanso al vuelta se hace dura pero en unos días estaremos como nuevos y ¡con las pilas bien cargadas!



  • Puesta al día – Una primera reunión informal con los colegas y equipo ofrece una visión general de lo que ha sucedido en nuestra ausencia y da una idea de los primeros asuntos de los que hacernos cargo.

  • Orden de prioridades – No se puede realizar todo el trabajo pendiente a la vez, lo ideal es establecer un orden dentro de la planificación, abordando primero aquellas cosas que necesiten respuesta inmediata.

  • Rendimiento progresivo – Estructurar de manera progresiva las responsabilidades. Una vez incorporados a nuestro puesto de trabajo es conveniente tener en cuenta que el rendimiento aumentará de manera gradual.

Intentar no volver de vacaciones y trabajar al día siguiente – No alargar las vacaciones hata el último minuto hará que no se empiece la jorndada laboral sin descansar lo suficiente y combinando el estrés en el hogar con el laboral. Lo ideal es tener tiempo de organizar la vuelta de vacaciones y la incorporación al trabajo, para poder tener tiempo suficiente para planificarlo todo.

¿Eres de los que sufre síndrome postvacacional?