¿Síndrome postvacacional?

El verano toca a su fin y con él las vacaciones, ¿cómo te afecta la vuelta? La dificultad por volver al empleo después de unos días de descanso es conocido como síndrome postvacacional que puede manifestarse con cierta irritabilidad, tristeza, insomnio o dolores de cabeza, alteraciones de apetito o desmotivación.



Aunque la crisis haya cambiado muchos factores del mercado laboral, uno de los que no cambia es el trauma que supone para muchos la vuelta al trabajo. Según una encuesta realizada por Randstad, el 56% de los candidatos reconocer haber sufrido el síndrome postvacacional en alguna ocasión. El 45,44% de los consultados necesita al menos una semana para recuperarse, el 36,88% reconoce necesitar dos o tres días mientras que sólo un 17,68% afirma que lo supera tras el primer día de trabajo.


El nivel educativo también influye, en el caso de los universitarios sólo un 12,95% lo supera en un día, pero un 31,09% necesita una semana y un 19,69% incluso más de una semana. Esto podría explicarse en base a que a mayor formación, mayor responsabilidad y complicación de tareas.


Regreso según la edad


Los trabajadores entre 30 y 44 años son los que más sufren, así lo afirman un 63,45% de los encuestados, a su vez son ellos los que mejor se están manteniendo en el mercado laboral pero también los que tienen que hacer frente a mayor carga de trabajo, más responsabilidad y un mayor estrés ante la posibilidad de una pérdida de empleo.


Según la encuesta el comienzo y final de la vida laboral es cuando menos cuesta volver al trabajo, los menores de 25 años son los más entusiastas con la vuelta, un 53,61% reconoce que no sufre el síndrome postvacacional y después de los 45 años la vuelta al trabajo se hace más llevadera y el 52% reconoce no sufrir estos síntomas.

¡Mira unos consejos para superar el síndrome postvacacional!