Evita el divorcio tras las vacaciones



Uno de cada tres divorcios tiene lugar tras las vacaciones. Es un dato curioso ya que las vacaciones es tiempo de relax y comunicación aunque en muchos casos ése parece ser el problema: las parejas en muchos casos solo se ven por las noches y los fines de semana, por lo que en vacaciones se saturan cuando pasan tanto tiempo juntos.


Las relaciones de pareja durante las vacaciones suelen ser más conflictivas por el exceso de convivencia. Está demostrado que en verano se producen más rupturas matrimoniales o de pareja, aunque la crisis haya ralentizado el número de divorcios en los últimos años, según un informe realizado por el Instituto de Política Familiar. Aún así, el número de divorcios ha aumentado en el primer trimestre de 2010, casi un 5% más en comparación con el año anterior según datos de Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).


Según esta misma fuente se produjeron 33.103 rupturas matrimoniales en el primer trimestre de 2010, de las cuales 30.820 fueron divorcios, 2.245 fueron separaciones y 38 fueron anulaciones. Estos datos suponen 368 matrimonios rotos cada día, es decir 1 matrimonio cada 3,9 minutos.


Pero no te preocupes por estos datos porque te damos unos consejos para que después de las vacaciones sea más fácil sobrevivir al verano en pareja y evitar que el matrimonio se rompa. ¡Pincha aquí y ponlo en práctica!