Demi Moore, cada día más joven


A punto de llegar a los cincuenta y con un novio que tiene 16 años menos que ella, no es de extrañar que Demi Moore quiera resistirse a envejecer y seguir siendo joven. Ella misma se ha confesado adicta a los tratamientos de belleza anti-edad, pero no a cualquiera, sino a los que parecen que realmente funcionan, ¡vamos! los subiditos de precio.


La actriz confiesa haberse sometido al tratamiento Thermage, una novedosa técnida que estira la piel y elimina las arruguitas. Demi se ha quedado tan satisfecha con el resultado, que se ha apuntado a seguir el tratamiento regularmente. En la revista Look han publicado que “tiene una belleza natural pero siempre anda buscando tratamientos anti-edad”.


A parte de eso, ella mismsa desveló su secreto de belleza mejor guardado para mantener su piel suave y fresca: cubrirse la piel con sanguijuelas. “Estaba en Austria haciéndome una limpieza y parte del tratamiento era terapia con sanguijuelas”, explicó la propia actriz.


¿En qué consiste Thermage CPT System?


Este nuevo tratamiento, consiste en un equipo de radiofrecuencia para el tensado de la piel y la remodelación corporal. Con este equipo se eliminan las molestias del tratamiento y además se consiguen mejores resultados en menos tiempo. El efecto es devolver el tono y tensar la piel arrugada, apergaminada y flácida del rostro, además de las zonas de abdomen, brazos o glúteos.


Se emplea la tecnología Comfort Pulse Technology (CPT) que calienta las diferentes capas de la piel, estimulando la síntesis de colágeno. La novedad reside en su nuevo cabezal, que llega hasta las capas más profundas de la piel, emitiendo una vibración continua que no sólo adormece la piel, sino que consigue “engañar” al sistema nervioso para que no reconozca el estímulo del calor y sólo atienda al estímulo de vibración.


Tras el tratamiento se estimula la producción de colágeno y elastina, consiguiendo una “recolocación” del rostro que haya perdido su tersura. Lo mismo ocurre con abdomen y glúteos, donde se suaviza la celulitis y mejora el aspecto de piel de naranja.


Desde la primera sesión se notan los efectos y aumentan pasados seis meses, sus efectos duran hasta 3 años.


Precio: Desde 1.000 euros, dependiendo de la zona.