Conoce la ciencia que hay detrás de Kanebo

Para los poco versados en el tema, la cosmética puede parece un asunto frívolo y superficial, cuando en realidad es todo lo contrario.

El cuidado de la piel tiene que ver con la salud, no solo con la apariencia externa, por eso, las investigaciones en laboratorio y los avances científicos forman parte fundamental de este sector.

Pues bien, una de las firmas más punteras en este sentido es Kanebo, así que creemos que merece la pena detenernos hoy en lo que supone la investigación de una firma como esta para el mundo de la cosmética y la dermatología. 

¿Cuál es el principal hito científico de Kanebo?

Esta firma japonesa es pionera en el control del metabolismo del colágeno y el ácido hialurónico, que son los principales responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

Asimismo, el análisis de la expresión genética de las células de la piel y las aplicaciones tecnológicas de la seda son dos de sus puntos fuertes.

Esto de la seda, por cierto, tiene su aquel, y es que Kanebo empezó como una hilandería en Tokio en 1887. Dos décadas más tarde, la compañía empezó a hilar seda, industria que se desarrolló enormemente.


Pero, ¿cómo se convirtió una empresa dedicada a la seda en una compañía cosmética?

Aquí va la anécdota: Resulta que un día, el director de la compañía, durante una de sus visitas a la fábrica, se percató de la piel extraordinariamente suave que tenían las mujeres que hilaban la seda. Intuyó que el preciado material tenía algo que ver en ello y se puso a investigar inmediatamente. Así, creó el laboratorio de investigación fisico-químico Kanebo Muto en 1934.

El hallazgo por parte de este laboratorio de las propiedades de la seda marcó el inicio de la firma en la investigación cosmética.

¿Cómo sirve a nuestra piel la tecnología de la seda de Kanebo?