¡Compras a golpe de ratón!

Las prisas, los agobios y los largos desplazamientos hacen que cada vez más nos decidamos a hacer nuestras compras por Internet. La comodidad y agilidad que ofrece la red, donde se pueden ver todos los detalles de las prendas, además de los grandes descuentos que normalmente se aplican, hacen que nos enganchemos sin remedio a la compra virtual.


Según el “Estudio sobre compra de moda online”, realizado mediante 2.000 entrevistas a usuarios de Internet entre 18 y 65 años por Misoutlets.com, el 56% de los internautas afirma haber realizado en alguna ocasión compras de ropa o complementos a golpe de ratón. Las mujeres somos más aficionadas a esta compra, un 62%, frente al 38% de los hombres.


El gasto medio de las féminas va entre 30 y 60 euros para el 43%, entre 60 y 100 euros para el 28%, y más de 100 euros para el 12%. Una “ganga” se identifica con las prendas que cuentan con descuentos de entre el 50% y el 70% sobre el precio original para el 56% de las compradoras.


Las fotografías del producto (54%) son la presentación favorita de los artículos, seguido de una descripción detallada (17%), los probadores virtuales (12%) y los videos (10%).


Las grandes cadenas también arrasan.


Las compras online no son únicamente en portales outlet sino que las grandes cadenas también encuentran beneficios en la red. El Corte Inglés, con tienda online desde mayo de 2010, y Zara, desde septiembre de 2010, son las más utilizadas según esta encuesta. En cuanto a marcas extranejras, Nike y Levi’s lideran el ranking de las predilectas.


Los clubs de ventas privados como Privalia y BuyVip, concentran el mayor porcentaje de compras, seguido de Vente-Privee. Entre los outlet online destaca el portal de ropa deportiva Outletic y Que-mepongo. Ebay lidera los portales de subastas y clasifivados, seguido muy de cerca por Segundamano.


También es curioso reseñar que a más edad, menos compras. Las usuarias entre 18 y 35 años son las más activas (73%), el intervalo entre 35 y 49 años el porcentaje disminuye hasta el 23%, y las usuarias mayores de 50 años sólo ocupan el 4% de esta práctica.