Emma Watson, embajadora de Lancôme

Emma Watson considerada por la prensa inglesa como “la mujer con el mejor look de Inglaterra” e “icono de estilo 2011” es la nueva embajadora de Lancôme. Con su singular personalidad y su aspecto “pretty, pretty”, que recuerda un poco a los iconos de los años sesenta tipo Twiggy o Jean Seberg.

Además de haberse convertido en un símbolo de elegancia, también se ha comprometido con el medio ambiente creando su propia colección de moda étnica que muestra su espíritu libre y su asombrosa madurez.

Su agenda para 2011 está de lo más completa, incluye el rodaje de Perks of being a Wallflower, dirigida por Stephen Chbosky y en la que que interpreta a Sam, el primer amor de Charlie, a quien devolverá el gusto por la vida.

Pero también está el estreno de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte II y My week with Marilyn, donde interpreta el papel de una asistente estilista junto a Kenneth Branagh, Michelle Williams y Eddie Redmayne.

Trésor Midnight Rose

Así es como se denomina la nueva fragancia de Lancôme, de la que Watson es embajadora. Según la propia perfumista Anne Flipo “es la firma de una feminidad rebelde: la rosa se divierte, transportada por los tonos deliciosamente ácidos de la frambuesa, por las vibraciones de la madera y la voluptuosidad de las notas avainilladas. Es una rosa espontánea, irresistible, que lo envuelve todo a su paso”.

El toque final de la seducción lo dan las notas de fondo, una esencia de cedro, vainilla y almizcle, que envuelven las notas florales, dejando una estela adictiva y moderna.

Hypnôse Doll Eyes

No podemos dejar de hablar de la nueva máscara de pestañas de Lancôme para que nuestros ojos deslumbren este verano. 

Esta máscara se convierte en un básico para un efecto “pestañas de muñeca” y hacer que los ojos parezcan más grandes. El secreto reside en su cabezal de cepillo icónico de nylon, que captura todas las pestañas, incluso las más cortas, situadas en la esquina del ojo, para esculpirlas, alargadas y definir una franja perfectamente separada.

Su efecto voluminizador es visible y no apelmaza las pestañas. ofreciendo un secado uniforme para dar un auténtico aspecto “de muñeca”.

El frasquito que contiene la máscara es extremadamente femenino, con una escritura plateada y rosa, de trazo compacto y fino, y una ornamentación que representa un alegre vuelo de rosas, la flor simbólica de la marca.