Harry Potter se despide

Miles de admiradores desafiaron a la lluvia para despedirse emocionados de la saga de Harry Potter en el estreno mundial de la octava y última película de la franquicia tras casi 15 años de aventuras del joven mago y uno de los mayores éxitos mundiales de la literatura y del cine.


Es difícil de creer realmente que es el final“, comentó Rupert Grint (Ron Weasley) en su recorrido por la alfombra roja de Trafalgar Square, abarrotada por 8.000 ‘pottermaniacos’. “Lo voy a echar de menos. Ha sido fabuloso”, agregó el protagonista.


Por su parte, Daniel Radcliffe (Harry Potter) se mostró agradecido ante la oportunidad que le ha supuesto esta saga, “Tuve mucha mucha, mucha suerte a los 11 años”, recordando cuando era un niño y dio sus primeros pasos en la piel del joven mago hace 10 años. “Gracias por haberme dado el papel”, agregó bajo las aclamaciones de la multitud.


Emma Watson (Hermione Granger) también ha cambiado: la joven provocó el delirio cuando aparece enfundada en un precioso vestido de tul. “He pasado los 10 mejores años de mi vida”, señalaba. Ella también ha “rehecho” su vida. Convertida en modelo sin renunciar totalmente a su carrera de actriz, acaba de ser nombrada con sólo 21 años nuevo rostro de la firma de cosméticos Lancôme. Pero, admite, “Hermione es como mi hermana. La voy a extrañar”.


J. K. Rowling tampoco puede contener la emoción en la clausura de la ceremonia. “A lo mejor escribo otro”, dice la ‘madre’ de Harry Potter, enjugándose unas lágrimas. Antes de rectificar: “Era broma”.


La última película, que llega la semana próxima a los cines de casi todo el mundo, es la culminación de la epopeya. Narra el “enfrentamiento final” entre el Bien (Harry) y el Mal, encarnado por el señor de las tinieblas Lord Voldemort.