¡No renuncies al chocolate!

El chocolate es uno de los grandes placeres de este mundo, ¿no crees? y si además de estar absolutamente delicioso, te contamos que es una gran fuente de antioxidantes, que te aporta un extra de energía y que hace que tu cuerpo libere endorfinas, lo que hace que te sientas más feliz, seguro que entonces se convierte en una auténtica satisfacción, como hay pocas.

En Almadecacao comparten este sentimiento y, por ello, trabajan el cacao para convertirlo en una experiencia sensorial única. Uno de los productos estrella son sus famosos bombones que varían en sabor y packaging con las estaciones, y en los que puedes encontrar sabores tan exclusivos como negro piña colada, leche pimienta verde y limón, leche flores rojas, negro haba de cacao, etc.

Las trufas, elaboradas artesanalmente, también se presentan en diferentes sabores como el café, el toffe, la lima o los frutos rojos.

En cuanto a las tabletas, puedes encontrarlas en negro, con leche o blanco, macizas o rellenas, con diferentes texturas, tamaños y una amplia gama de sabores, entre los que se encuentra una novedad de esta temporada: el chocolate negro con aceite de oliva y sal, ¡está buenísimo! te deja un sabor final en el paladar que seguro te sorprenderá. Además, otros muchos sabores como leche coco y canela, leche jazmín y naranja, blanco whisky crocanti o blanco fresa, entre otros.

También podrás encontrar magdalenas, cremas de chocolate, chocolate a la taza o preparado para deliciosos fondues, tu eliges la forma de tomarlo.

¿Chocolate con vino?

Vino tinto Crianza o Reserva, presentado en dos formatos: crema de chocolate negro con avellanas y vino tinto y tableta de chocolate negro rellena de praliné y vino tinto, que consiguen una armonía única entre el chocolate y el vino con un sabor suave y delicioso.

Si el chocolate es una de tus debilidades, no hace falta que renuncies a él. En caso de que te estés cuidando puedes optar por un chocolate negro, ya que es el que menos azúcar tiene y comerlo antes de las 5 de la tarde para que te dé tiempo a gastarlo y no te engorde. Por lo demás, no le tengas miedo, es un gran aliado de la alimentación.