¿Más feliz? ¡más sano!

Las personas que se sienten más contentas y positivas perciben que su estado de salud es mejor, en contraposición a aquellas que son menos felices, que tienden a tener más presente los problemas físicos y psicológicos que les afectan.


Así lo recoge el Estudio “La Felicidad y la percepción de la salud” realizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad y la Universidad Complutense de Madrid (UCM). “Hemos constatado que la salud mental es un componente igual o más importante que la salud física en la percepción de la propia salud, y que los problemas de tipo psicológico están mucho más relacionados con la infelicidad que los problemas físicos”, señala Gonzalo Hervás, profesor titular de la Facultad de Psicología de la UCM.


Un ejemplo recogido en el estudio muestra que la proporción de tener depresión en un grupo de personas más felices es nueve veces menor que en el grupo de los menos felices, y la de padecer insomnio, cuatro veces menor.


Otra de las variables que se han analizado en el estudio es la importancia del apoyo social. El sentirse acompañado, y en concreto, por la familia y amigos, hacen que las personas se sientan con mejor estado de salud. “Las personas que se sienten acompañadas ante un problema de salud se perciben a sí mismos como más saludables que aquellos que sienten que cuentan con menos apoyo de los demás”, afirma Hervás.


En opinión de Josep Mª Serra-Grabulosa, profesor del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la Universidad de Barcelona, “la evidencia científica sobre la influencia de la felicidad en la salud está aumentando en los últimos años. En concreto, existen estudios que han evaluado positivamente la relación del bienestar y la felicidad con respecto al sistema inmunitario, a nivel neuroendocrino, o en relación al área cardiovascular”.


Así que vive y sé féliz, ¡tu salud lo notará!