Cuando las piedras se convirtieron en joyas protectoras

En el universo Warlock se pueden encontrar infinidad de piedras preciosas y semipreciosas que colección tras colección hacen de la firma madrileña un lujo para los sentidos. Una de sus últimas novedades es una línea donde el jade, el coral japonés y la turquesa natural son las protagonistas.


El jade es conocido como un fabuloso armonizador de energías, ayuda a suavizar y calmar los estados de nerviosismo y las emociones. Con este material Warlock diseña un collar realmente de gusto exquisito, la piedra de jade se adorna con pequeñas delicadezas de rubí. Y además se acompaña de una cadena en oro blanco con detalles en oro rosa. Un collar para llevar siempre encima y sentir una protección sensitiva.


Los conjuntos son otro de los platos fuertes de esta colección, collares y pendientes en perfecta sintonía tanto en coral japonés como en turquesa natural para rendirnos a los pies, una vez más, de la firma.


El coral japonés es una de las piedras más protectoras, previene a su portador de cualquier energía negativa. Por su lado la turquesa natural previene a su portador de los fracasos y siempre atrae a la buena suerte.


En este caso los dos conjuntos se alían con otros metales y piedras preciosas para conseguir las piezas más deseadas. El coral japonés se fusiona con el oro amarillo en el collar, y con el oro blanco y los brillantes en los pendientes. Por su lado, las turquesas naturales se engarzan entre brillantes consiguiendo piezas de cuento.