La clave de la belleza está en dormir bien!

A pesar de lo que tienden a pensar los vecinos europeos, y de que la siesta sea un ‘símbolo nacional’ fuera de nuestras fronteras, los españoles duermen mal. Al menos, durante la mayor parte del año. De ahí la importancia de regular el sueño en verano, y cómo descansar bien durante las vacaciones repercute de forma positiva en la salud y el físico.


El estrés laboral que reina durante muchos meses del año, unido a costumbres tan extendidas como irse a la cama muy tarde, y los odiados madrugones, repercuten de forma negativa en el descanso.

Dormir entre 3 y 11 horas está considerado normal, y debe estar siempre relacionado con las necesidades que tenga cada persona, pero ‘llevarse los problemas a la cama’ no es sinónimo de descanso. Por este motivo, el verano y los periodos vacacionales deben aprovecharse para ‘reajustar’ las horas de sueño, según indica el Dr. Neil Stanley, experto del sueño del fabricante de camas Vi- Spring.



Dormir bien en verano multiplica los beneficios para nuestra forma física, por diferentes razones:

– Cuando descansamos, el cuerpo elimina toxinas e impurezas de manera natural. Dormir sirve de reparador natural de la piel, y, durante el sueño, se liberan hormonas encargadas de reconstruir las células de los labios y los párpados.

– Descansar bien produce una oxigenación mayor, lo que repercute en el estado de la piel, que luce más luminosa y saludable. Por la tarde es cuando la piel empieza a regenerarse, y llegada la noche es cuando las células alcanzan el punto máximo de actividad. Por ello, es fundamental aprovechar estas horas para ayudar a la piel en su regeneración.


– Dormir sirve para descansar la vista, lo que hace evita tener bolsas, o las antiestéticas ojeras.


– La falta de sueño también repercute en el cabello. Cuando dormimos, nos relajamos, y esto puede frenar la caída si ésta es producida por el estrés. Durante la noche, se estimulan además las hormonas del crecimiento, lo que impulsa la aparición de nuevos cabellos. Además, dormir mal favorece la aparición de grasa en el pelo.

– Dormir correctamente relaja los músculos, propiciando la circulación de la sangre. Esta actividad facilita el suministro de nutrientes a las células de la piel, haciendo que tenga un aspecto más saludable y evitando la retención de líquidos y la aparición de celulitis

Tanto en casa como en el lugar de vacaciones, la importancia del entorno a la hora de dormir es fundamental, y la cama es la pieza principal. Debe ser confortable, y tan grande como cada uno requiramos.

Por su parte, el colchón debe mantener la curva natural del cuerpo cuando se esté tumbado. Además, las camas elaboradas con tejidos naturales como la seda, la lana de vellón o el lino, como las que fabrica Vi – Spring, favorecen la transpiración, ayudando a la eliminación de la humedad que se acumula durante el uso de la misma, sobre todo con el calor del verano.