Un ingrediente ¡de premio!


La miel ha sido considerada desde tiempos inmemoriales como un tesoro en alimentación y belleza. Es rica en sales minerales, hierro, fósforo, calcio y vitaminas, además es antioxidante y depurativa.


Tomar un poquito de miel con limón por las mañanas, nos ayuda a luchar contra el resfriado, las dolencias de garganta y la congestión nasal.


Es muy recomendable en las etapas de crecimiento de los más pequeños por su contenido en calcio, que ayuda al fortalecimiento de los huesos, así como para la dieta de atletas y deportistas como alimento sustitutivo de los azúcares simples.


Si tienes un bebé puedes poner un poquito en sus encías para calmar las rojeces mientras el proceso de dentición, le calmará el dolor. Y para las personas con problemas de artitris, incluirla en su dieta ha demostrado ser muy beneficiosa, según los últimos estudios.


También tiene sus ventajas en aplicaciones cosméticas, si la usas en mascarillas caseras te ayuda a mantener una piel brillante, radiante y libre de grasa.

Un concurso para los amantes de la miel


Si consideras la miel como un ingrediente más en la cocina no te pierdas el “Concurso Mi Receta Intermiel” que pretende potenciar el conocimiento de las posibilidades que ofrece este alimento en nuestra gastronomía.


Para ello, tienes que subir tu receta entre el 3 de octubre y el 4 de noviembre a facebook o a twitter (@Intermiel), detallando los ingredientes y sus cantidades, el número de comensales que puede disfrutar de esa receta, el tiempo de preparación y el proceso de elaboración.


La receta más votada llevará a su cocinero y a un acompañante al Restaurante Coque, del Chef ganador de una estrella Michelín Mario Sandoval.


¡Anímate a participar!