Retrospectiva de Yves Saint Laurent en España


Moda, arte, belleza y seducción conforman el universo creativo del diseñador Yves Saint Laurent que la Fundación Mapfre presenta en España en una retrospectiva donde se repasan 40 años de creación de uno de los grandes iconos de la moda. La muestra alberga 150 modelos de alta costura y prèt-a-porter, dibujos, fotografías y alguna película para mostrar la progresión estética del artista.


“Yves Saint Laurent ha creado el guardarropa de la mujer moderna”, subraya Pierre Bergé-Yves Saint Laurent, presidente de la Fondatión Pierre Bergé-Yves Saint Laurent y quien fuera colaborador del artista.


La muestra se desarrolla sobre una estructura temática en once espacios que exhibe el primer esmoquin, la primera sahariana o la primera túnica o la chaqueta sastre, prendas creadas por este modisto que “abrió nuevos caminos y nuevas formas de vestir” en consonancia con la diferentes tipos de mujer, según explica la comisaria de la exposición, Florence Müller.


“Quiero que todos sepan el respeto que merece este oficio, que no consiste tanto en hacer arte, cuanto en la necesidad que tiene un artista de existir”, dijo Yves Saint Laurent, quien creó más de 15.000 prendas de alta costura entre 1962 y 2002.



ESTRELLAS Y GENTE COMÚN


Los distintos espacios también muestran las inspiraciones artísticas y culturales de un diseñador que combinó tanto el anhelo de vestir a la gente común como a estrellas de la talla de Catherine Denueve, Lauren Bacall o personalidades como los Duques de Windsor, Jacqueline, la Condesa de Ribes o Loulou de la Falaise.


De Catherine Denueve, una de sus grandes musas, se muestra el vestido en negro y satén marfil creado para la película Belle de Jour de Luis Buñuel o el vestido de noche largo, en crepé de satén rojo tango (1977).


La mujer será siempre para Yves Saint Laurent una inspiración y un reto para ayudarla a convivir con lo cotidiano, desde que en 1966 lanza la marca fetiche, Saint Laurent Rive Gauche, pionera del pret a porter de lujo que terminó por colarse en cientos de boutiques.


Así, en las salas de la Fundación Mapfre, en un tono más íntimo y cercano, que cuando se expuso en París, se concibe como una progresión teatral desde los comienzos de Yves Saint Laurent como diseñador en Dior, con la famosa colección Trapèze (1958), hasta el esplendor de sus trajes de noche. Por ello a Yves Saint Lauren se le define como el “arquitecto de lo cotidiano”, pero también es el mago de la noche”.



LA REVOLUCIÓN DEL ESMOQUIN


Y en 1966 propuso la gran alternativa para la noche que revolucionó medio mundo; el primer esmoquin, que podía sustituir al vestido negro y al largo de gala. Su iniciativa fue un éxito y terminaría convirtiéndose en pieza clave de su estilo.


También repasa el diálogo creativo que Yves Saint Laurent mantuvo con artistas como Picasso y Mondrian y cómo se aplaudió estas creaciones adaptando para la moda un lenguaje propio que había sido creado para la plástica.


Con esta exposición abierta hasta el 8 de enero, la Fundación Mapfre incorpora la alta costura como “manifestación artística”, que continuará con otra muestra dedicada al diseñador Jean Paul Gaultier.