Una dieta saludable, ¡previene la gripe!

El otoño ha llegado con fuerza, el frío repentino hace que los virus se vuelvan locos y cojamos frío a la primera de cambio. Pero, ¿existe alguna forma de evitar los resfriados?


Los alimentos de esta temporada pueden convertirse en tus grandes aliados para prevenir gripes y enfriamientos. Siguiendo una dieta saludable tendrás muchas menos posibilidades de caer enferma, así que toma nota:


Es temporada alta de cítricos, con un alto contenido en vitamina C así que toma al menos dos piezas al día y un zumo en el desayuno. ¡Qué no te importe abusar de ellas! Las más eficaces son las naranjas y las mandarinas, y también el kiwi, la piña, el mango o la papaya.


Las verduras no pueden faltar en tu dieta ya que tienen grandes propiedades contra los resfriados y las enfermedades respiratorias. Y las legumbres también son grandes protagonistas para calentar el cuerpo y aportarle un extra de energía.


Con el frío es normal que tu cuerpo te pida más energía y si haces algún tipo de ejercico, tus músculos necesitarán más proteínas. Así que necesitas cubrir correctamente las necesidades de hidratos de carbono con pasta, arroz, patatas y pan, así como aquella carne o pescado que sean ricos en proteínas como el pollo, el pavo, el pescado, los huevos o los lácteos.


Además, no puedes olvidarte de la grasa, muy necesaria en invierno para protegernos del frío. Pero que sea siempre ‘de la buena’, la que procede de los frutos secos, el aceite de oliva, las aceitunas, el queso o las carnes magras.


Si esta dieta la acompañas de alguna actividad física moderada, ayudarás a eliminar toxinas perjudiciales y a evitar que los virus se desarrollen en tu cuerpo.