Claves para un cuerpo perfecto

Te proponemos una completa guía para que pongas en forma tu cuerpo con los deportes más novedosos y eficaces, luzcas una piel de ensueño suave, libre de imperfecciones y  disfrutes de la comida al mismo tiempo que cuidas tu alimentación.

DISCIPLINAS DE BAJA INTENSIDAD

Los deportes y técnicas de baja intensidad son más adecuados para todas aquellas mujeres que desean ponerse en
forma sin necesidad de estar horas practicando deportes aeróbicos y de desgaste, sin tener que sufrir las duras tablas de ejercicio. Con deportes como el yoga, el golf, el Pilates o el Yogilates no sólo se mejora la elasticidad de todo el cuerpo, se tonifica la musculatura… sino que también contribuyen a mejorar el estado emocional y a combatir el estrés, facilitando la armonía y el equilibrio interior.

– Tai chi, cuerpo y mente a fondo

Con esta técnica china todo el cuerpo se involucra en reforzar su energía y en evitar los desequilibrios. Es una disciplina que no tiene límite de edad ni requiere una fuerza especial, y destaca por mantener flexibles las articulaciones y ligamentos, además de tonificar los músculos.

– Yoga, alivia tensiones y mejora los músculos

Esta práctica milenaria consigue conocer el cuerpo a fondo, flexibilizar las articulaciones y aliviar tensiones,mediante el desarrollo de sus posturas, la relajación y la respiración. Esta técnica desarrolla los músculos de todo el cuerpo, en armonía con las proporciones físicas de cada individuo, los tonifica y los hace más elásticos.

– Golf, refuerzo para la actividad del corazón

Fortalece la zona del tronco y la espalda y mejora las patologías lumbares. Está demostrado también que es ideal para el sistema cardiovascular, especialmente a partir de los 40 años. En definitiva se trata de una disciplina relajante, amena e indicada para cualquier mujer.

– Aikido, armonía en físico y mente

Este arte marcial mejora la salud mediante el desarrollo de todos los músculos a la vez. Mantiene en forma la columna al igual que las articulaciones y contribuye a una correcta respiración.

– Natación, una silueta siempre elástica

Descarga energía y contribuye al desarrollo muscular. La natación favorece al sistema cardiorespiratorio y ayuda a mantener la espalda sana. La combinación de los distintos estilos ejercita todo el cuerpo.

– Pilates, estabilidad y movilidad corporal

Permite mejorar tanto el físico como la mente ya que aumenta la capacidad vascular general. Ayuda a fortalecer la musculatura abdominal y mejora la postura corporal.

DEPORTES AERÓBICOS QUEMACALORÍAS

Los ejercicios aeróbicos son aquellos que para su realización exigen una demanda de oxígeno continua al cuerpo, de modo que el músculo utiliza como combustible principalmente las reservas de grasa del organismo. Los ejercicios aeróbicos son todos aquellos en los que participan grandes masas musculares con un largo periodo de trabajo y a una intensidad moderada. Se pueden considerar ejercicios aeróbicos el esquí de fondo, senderismo, correr a trote ligero, los bailes en general, el ciclismo y la natación.

– Aerobic, cuerpo en forma y tonificado

Esta disciplina que se desarrolla con música y coreografías permite poner en movimiento los brazos, piernas y tronco. Con el aerobic se queman muchas calorías pues se hacen muchas repeticiones de un mismo ejercicio a un ritmo muy rápido, a la vez que se moldea la figura.

– Aquagym, trabajar el cuerpo en la piscina

Este novedoso deporte combina ejercicios aeróbicos dentro del agua y acondiciona los músculos de todo el cuerpo sin agresividad, puesto que en el interior del agua el peso corporal se reduce un 90%, y ésta disminuye el impacto sobre las articulaciones.
Es bueno para cualquiera pero sobre todo favorece a las personas con obesidad y con problemas óseos.

– Capoeira, arte marcial para un físico fibroso

Combina danza, acrobacias y lucha y mantiene forma todo el cuerpo, pero sobre todo las piernas y vientre. En definitiva, el cuerpo luce esbelto, fibroso y muy flexible.


– Step
, aliado perfecto para piernas firmes

Se basa en diferentes ejercicios aeróbicos y cardiovasculares mediante ascensos y descensos sobre una pequeña plataforma. Con él, se trabaja al máximo toda la musculatura de las piernas. Las clases se acompañan de música y al ritmo se realizan divertidas coreografías. Una manera de estar siempre en forma.

– Ritmos latinos, bailar y ponerse en forma

Combinan ritmos afrocubanos con chachachá, mambo, salsa, samba… hay gran movimiento de piernas y caderas bajo una coreografía. Se queman unas 400 calorías en una sesión y favorece la coordinación, además de tonificar las piernas, caderas y cintura.

– Street Dance, mover con coordinación

Se mezclan pasos de hip-hop con funk, jazz, etc., lográndose bailes llenos de ritmo y movimiento. Las coreografías son bastante intensas y se desarrolla la coordinación además de tonificar especialmente el tronco y los brazos.

EJERCICIOS ESPECÍFICOS
 
Brazos
Para lucir unos brazos esbeltos y bonitos es tan sencillo como realizar pequeños ejercicios diarios. Uno de ellos consiste en colocar los brazos abiertos creando una cruz con el tronco y a la vez, las manos deben formar un ángulo de 90o con los brazos. Se deben realizar pequeños círculos de 360o sobre el propio eje del brazo, durante un minuto, y realizar cuatro series como esta cada día. De esta manera se fortalecerán los bíceps y los tríceps. En estos últimos es donde más se aprecia la falta de ejercicio.

Abdomen
Lo mejor, sin duda alguna, para fortalecer la zona del vientre son los ejercicios abdominales.
Tener fuerte esta zona del cuerpo contribuye a lucir una espalda sana y un tronco erguido pero para ello hay que dedicar unos minutos de trabajo físico al día. Conviene desarrollar cuatro series de diez abdominales. Hay que hacer descansos de un minuto entre cada serie, momento en el que se relajará el cuerpo estirando al máximo los brazos y las piernas de forma vertical.

Piernas
Es una de las partes del físico que más se luce cuando hace buen tiempo y para ello conviene fortalecerlas y tonificarlas.
Caminar es un buen hábito pero también es necesario desarrollar pequeñas tablas de ejercicios para que luzcan fuertes y sanas.
Un buen método es colocarse de pie, con las piernas semiabiertas y en paralelo y flexionarlas repetidamente, manteniendo la espalda recta. Con cuatro series de diez flexiones diarias las rodillas, los gemelos y los muslos lucirán más firmes y bellos.