Test de Alcat: Permite detectar la intolerancia a los alimentos

El test de Alcat es un análisis de citoxicidad que evalúa la reacción celular ante ciertas sustancias alimenticias.
Reproduce en el laboratorio una situación equivalente a la que se produce en el organismo cuando se entra en contacto con los alimentos. Esta prueba permite ver la reacción de ciertas células de nuestra sangre (los linfocitos), encargadas de fabricar anticuerpos frente a unos determinados antígenos (en este caso alimentos y aditivos).

El test se basa en determinar la susceptibilidad o efectos adversos que presentan nuestras células de la sangre frente a un amplio grupo de alimentos, así como aditivos y colorantes, presentes de forma habitual en la dieta. Este test, más que servir para saber que es lo que engorda y lo que no, sirve para establecer qué alimentos no sientan bien.

A diferencia de las alergias alimentarias, en las cuales se produce una reacción inmunológica de nuestro organismo frente a uno o varios alimentos, la intolerancia alimentaria es una alergia escondida que se manifiesta lentamente, y puede ser la causa de problemas como sobrepeso, migrañas, sinusitis, artritis, digestión lenta, etc.



GRADOS
Se distinguen tres niveles de intolerancia: grave (eliminar esos alimentos de la dieta), media (dejar de tomarlos de 6 a 12 meses) y baja (disminuir su consumo 1 vez a la semana).