¿Problemas de insomnio?

Casi 4 de cada 10 españoles asegura tener problemas para dormir, según una encuesta telefónica realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) entre más de 2.000 personas.


Las principales razones de este insomnio son la combinación del paro (porque se sufre o porque se tiene miedo a perder el empleo) y los problemas económicos, con más de la mitad de los casos. Otras de las preocupaciones que quitan el sueño son la familia (los hijos, sobre todo), el no llegar a fin de mes, los problemas en el trabajo, la pareja o los amigos, éstos últimos en menor medida.


¿Y tú que haces para conciliar el sueño?


El principal somnífero de los españoles es la televisión, casi 6 de cada 10 afirma que la televisión les ayuda a conciliar el sueño, mientras que la música sirve para dormir mejor a 1 de cada 5 entrevistados.


El 8% prefiere un libro, y cerca del 5% confiesa que hacer el amor es lo que más le relaja y predispone para dormir, un porcentaje similar a quienes optan por un somnífero.


La radio sólo es citada por algo más del 3% y los programas televisivos del corazón son los que tienen mayores efectos somníferos. La mitad reconoce que prefiere dormirse con los cotilleos, mientras que el 44% escoge una película, y el 3%, una tertulia.


“Cuando una persona tiene insomnio, en lo primero que hay que intervenir es en sus  hábitos, con medidas de higiene del sueño siendo el ejercicio físico fundamental. También se puede utilizar terapia psicológica (cognitivo-conductual), combinada con las medidas de higiene del sueño, abstención de sustancias estimulantes (nicotina, cafeína, etc.) y la ayuda de preparados de plantas medicinales de dispensación farmacéutica”, asegura la doctora Rosa Peraita, responsable de la Unidad del Sueño del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid.


Si vas a recurrir a algún tratamiento para conciliar el sueño, mejor que sea una solución a base de plantas medicinales como la Valeriana, la Amapola de California o la Pasiflora, que favorecen el sueño sin sensación de somnolencia por el día y sin despertares nocturnos, prolongando las fases del sueño.


A juicio de la doctora Peraita, “el tratamiento con hipnóticos  tiene sus indicaciones”, pero “prolongar un hipnótico indefinidamente crea problemas de tolerancia, necesidad de una  dosis cada vez mayor para conseguir los mismos efectos y síntomas de abstinencia cuando se suprime el fármaco”.