Llega a España el primer sistema de depilación natural

El primer sistema de depilación natural a base de pasta de azúcar llega a Barcelona de la mano del centro La Philosophie.

Este innovador tratamiento se conoce como Epiladerm y es una técnica de reducción profesional del vello sin necesidad de láser a través de una técnica revolucionaria en Europa que se aplica a temperatura corporal.

El sistema Epiladerm trabaja sencillamente con una pasta de azúcar y agua que elimina el vello manualmente, en dirección al crecimiento, y no al revés como en el resto de métodos de depilación, evitando la rotura y la irritación de la piel.


Este método natural de depilación es adecuado para el rostro y todas las partes del cuerpo (incluso las más delicadas) y puede aplicarse tanto en verano como en invierno.

Además, es el primer sistema depilatorio apto para todo tipo de pieles y, a diferencia del láser, elimina de raíz vellos de diferente coloración: negros, rubios, blancos, etc.

Estudios realizados por Danlab Ltd., el laboratorio danés creador de este sistema, han demostrado su efectividad como método depilatorio de reducción del crecimiento del vello en un 80%.


Desde la primera sesión, el vello crece más blando, más fino y más lento, y durante los siguientes tratamientos, disminuye progresivamente la cantidad y el crecimiento del vello, alargando cada vez más el tiempo que transcurre entre sesión y sesión.


La primera depilación no abrasiva
Al estar compuesta de ingredientes naturales de alta tolerancia en todo tipo de pieles, Epiladerm es el método depilatorio que más respeta el cuidado de la piel: no es abrasivo y mejora el aspecto y la estructura de la piel, mientras que evita el crecimiento del vello hacia dentro.



La clave: el folículo piloso
En el resto de métodos depilatorios se realiza una depilación que no deja intacta la raíz capilar, rompiendo el vello y sin arrancarlo de raíz, lo cual ocasiona una cantidad reducida de folículos pilosos en fase de crecimiento. En cambio, la pasta de azúcar blanca utilizada en el sistema Epiladerm arranca el vello de raíz, permitiendo también el crecimiento de los folículos pilosos durmientes.

Debido a su consistencia especial, la pasta de azúcar penetra en el folículo piloso y envuelve el vello a un nivel más profundo, de modo que éste se extrae siguiendo su dirección de crecimiento natural y sin romperlo. De esta forma se pueden eliminar vellos de incluso 2 mm de longitud.