¡Elige bien el juguete de tu hijo!

La mayoría de los niños son conscientes de que en vísperas navideñas se acercan fechas de vacaciones, de juegos y en definitiva, de ¡recibir regalos!


En estas fechas los pediatras creen necesario hacer una serie de recomendaciones para que padres e hijos disfruten de las Navidades como etapa de descanso, pero también como una oportunidad para la educación.


Los niños aprenden jugando y por eso, son necesarios los juguetes. Estos deben permitir a los niños desarrollar sus propias facultades y promover el deseo de experimentar; ya que, según explica el doctor Antonio Redondo, pediatra en Alicante y director de la web de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), “los juguetes que facilitan demasiado las cosas, limitan la capacidad inventiva, la creatividad y la educación de los niños”.


Los niños menores de un año juegan y aprenden explorándolo todo y no utilizan sólo las manos y los ojos, sino también la boca. Por eso es importante evitar juguetes que contengan piezas pequeñas o sueltas por el riesgo a ser ingeridas.


A lo largo del segundo año de vida, los niños son capaces de armar cosas y puede ser un buen momento para aprovechar y buscar juguetes para que pueda participar toda la familia. Sin embargo, “es a los 3 ó 4 años cuando los niños ya desarrollan la coordinación motriz fina y comienzan a ser creativos en sus juegos e historias”, apunta el doctor Redondo.


Además, la doctora Martínez Rubio, hace referencia a la importancia de “restringir el consumo de televisión ya que la publicidad, con el objetivo de despertar el interés de los más pequeños, muestra infinidad de juguetes a las horas en los que hay más niños viendo programas infantiles y los pequeños se ven saturados y animados a pedir todo”.


En este sentido, la pediatra recomienda que los niños no pidan más de dos o tres juguetes en su carta a los Reyes Magos. “Además”, señala, “hay que ayudarles en la elección, sugiriendo lo interesante de algunos juguetes o juegos que van a ser disfrutados más tiempo o por varias personas de la familia.


Antes de comprar los juguetes para tus hijos estas Navidad, no pierdas de vista estos consejos que propone el doctor Redondo:


1.- Cada juguete debe tener una etiqueta en la que figure la edad para la que está destinado, así como información sobre el modo de empleo y las precauciones a tener en cuenta. De esta manera, “hay que buscar las palabras “no tóxico,” (nontoxic), “resistente a las llamas” (flame resistant) y “resistente al fuego” (flame retardant)”, explica el experto.
 
2.- Elegir juguetes bien hechos y de buena calidad, y que sean fabricados y puestos a la venta por compañías de buena reputación. Generalmente, los juguetes de calidad requieren menos reparaciones y son más seguros si se usan debidamente.
 
3.- Evitar la compra de juguetes que se disparen o tengan que ser lanzados, si no tiene el lugar apropiado para usarlos.
 
4.- Hay que confirmar la estabilidad cuando se trate de juguetes diseñados para montarse o trepar en ellos.
 
5.- No compre juguetes que sean demasiado avanzados o complicados para la habilidad de sus hijos, simplemente porque están de moda.
 
6.- Los “juguetes nuevos” van a ser utilizados durante mucho tiempo; como pueden romperse,  se deberían revisar todos los juguetes, ocasionalmente, para confirmar que no suponen ningún nuevo peligro.
 
7.- Los mejores juguetes, y los más seguros, no tienen porqué ser los que se anuncian por televisión.