Complementos

Bolsos, zapatos y cinturones en tonos otoñales arrasan este invierno. Distintos accesorios vienen para quedarse en el armario femenino y llenarlo de sofisticación. Todos ellos son piezas clave del sinfín de tendencias que se presentan en esta temporada. Metal, lana y piel son algunos materiales que pondrán el broche de oro a todo tipo de prendas.

Regresa el negro total

Colores muy otoñales como el marrón, el verde, el gris y el binomio blanco y negro se imponen como las apuestas favoritas de los diseñadores para esta temporada. Todos ellos se combinan de manera magistral con elementos brillantes dorados y plateados, en un amplio repertorio de complementos que acompañan a todo tipo de prendas.

En accesorios como bolsos, zapatos y guantes, domina el negro, el gris y los tonos tierra como protagonistas absolutos. Las grandes firmas como Prada, Roberto Cavalli y Marc Jacobs han apostado fuerte por los estampados de leopardo, que estarán presentes en la piel de sandalias, cinturones y carteras, así como en todo tipo de tejidos.

Todo lo relacionado con lo inspirado en lo felino gana puntos y se convierte en nuestro gran aliado para vencer las temperaturas más gélidas. Además, la gama de grises, desde los perla hasta los antracita con efectos metalizados se perfilan como idóneos en los bolsos y zapatos de firmas como Yves Saint Laurent, Chloé y Carolina Herrera.

El negro de los accesorios, combinado con una paleta cromática de tonos cálidos como los rojos y los fucsias, gana admiradoras a la hora de dotar de elegancia a los complementos más versátiles de firmas como Lanvin y Givenchy. El broche de lujo lo ponen los brillos y destellos que tiñen de oro los bolsos y zapatos presentados por la firma Gucci que se funden a los tonos y tejidos mate para recrear distintos estilos repletos de contrastes.

Tras los pasos del rey de la selva

La piel domina en los accesorios de las grandes firmas. Los maestros de la haute couture juegan con texturas variadas y de piel animal: cocodrilo, pitón, borrego, cuero o lana combinados con pieles de distintos colores completan un look extremadamente sublime. Así, Jean Paul Gaultier nos sorprende con sombreros de copa de pelo natural y colas de zorro que protegen el cuello de una mujer felina.

Dolce & Gabbana se decanta por las plumas de oro convirtiendo a la mujer en un ángel con bailarinas de terciopelo en tonos dorados. La firma Chanel sigue fiel al cuero en color negro que reina en todos sus complementos. Destacan especialmente sus botas de mosquetero por encima de la rodilla, sus guantes extralargos y sus bolsos metálicos de aires futuristas.

Otros diseñadores tales como Burberry Prorsum y Ralph Lauren han apostado por la cálida lana en todas sus versiones tanto en gorros como en bufandas extralargas al más puro estilo inglés de los años 60 y 70. En este sentido, tejidos como el punto se convierten en una consigna en las propuestas de firmas como Stella McCartney, Louis Vuitton y Paco Rabanne que envuelven de energía y color el cuerpo femenino con los complementos más versátiles como maxigorros, guantes de todos los tamaños, zapatos con mucho tacón, bailarinas y botas de piel en todas sus versiones. Lo que es evidente es que tejidos brillantes como el charol y el cuero conquistan las pasarelas al más puro estilo del rock and roll.

Sobriedad y elegancia, unidas

El lujo está presente en los accesorios más sofisticados. Asas de cadena, cierres de boquilla, piel y detalles metalizados son algunos de los elementos que acompañan los bolsos presentados por Michael Kors y Zac Posen, entre otros.

Desde su versión mini hasta la talla XL, el bolso es un imprescindible este otoño en todas sus modalidades: desde el doctor bag que proponen las firmas Chloé o Kenzo como en versión bandolera o de asas largas, rotundos favoritos de Dior, son perfectos para combinarlos con unos vaqueros. Para la noche triunfan las bomboneras de piel y los bolsos miniatura con asas brillantes perfectos para vestir con pantalones pitillo.

Destacan especialmente las carteras trenzadas de Bottega Veneta y las maletas urbanas con hebillas de las firmas Marni y Gucci. En el apartado de zapatos, se llevan los extremos. Desde los tacones más altos y plataformas en maxibotas, botines y sandalias de charol hasta las bailarinas tornasoladas como las que propone Giorgio Armani en tonos azules y negros.

Completan el repertorio, accesorios como gorros de punto y sombreros de montar a caballo con aires británicos y viseras de inspiración masculina, de piel o de tweed. Por otro lado, los guantes de cuero y de lana se imponen como el básico estrella de esta temporada prolongándose hasta el codo, así como los cinturones con hebillas de metal envejecido sobre vestidos de talle alto. En resumen, una selección de tendencias en las que las siluetas más irresistibles se hacen realidad gracias a la riqueza de los poderosos complementos.