Kate Moss nueva imagen de Mango


Mango ha presentado a Kate Moss como protagonista de su nueva campaña Primavera/Verano 2012 en su flagship londinense.

La firma ha apostado por la modelo británica como imagen de campaña por ser un referente en el mundo de la moda, además de encarnar el ideal de mujer urbana, independiente y atrevida que Mango quiere vestir.


Kate Moss ha posado con los nuevos diseños de la marca ante la cámara del reconocido fotógrafo Terry Richardson en una casa londinense. El famoso artista ha sabido inmortalizar a la perfección la belleza de este icono de moda, que se mostró radiante y natural durante la sesión.

La modelo declaró: “Estoy encantada de colaborar con Mango para la temporada Primavera/Verano 2012. Nos lo hemos pasado muy bien rodando la campaña y ha sido muy fácil trabajar con su equipo. Además, los rodajes con Terry siempre son divertidos”.

El estilismo corrió a cargo de Géraldine Saglio, mientras que del maquillaje y del peinado se encargaron Charlotte Tilbury y Odile Gilbert, respectivamente.


Mango ha realizado un nuevo spot televisivo con la modelo para esta temporada, llamado Spy Game. Rodado bajo las órdenes del fotógrafo Terry Richardson a mediados de  diciembre en  Londres, el film podrá verse en televisión a principios de marzo en una cuarentena de países, entre ellos, Alemania, España, Francia, México, Portugal, Reino Unido, Rusia, Suiza o Turquía.


Con esta colaboración, Kate Moss toma el relevo de su predecesora, Isabeli Fontana, que ha sido imagen de la firma esta última temporada Otoño/Invierno 2011.

Desde sus inicios Mango ha apostado por rostros conocidos para protagonizar sus campañas publicitarias. Modelos y actrices de la talla de Scarlett Johansson, Penélope Cruz, Milla Jovovich, Lizzy Jagger, Karolina Kurkova, Naomi Campbell, Eva Herzigova, Inés Sastre, Claudia Schiffer, Christy Turlington y Diane Kruger también fueron imagen de la marca en su momento.


Esta temporada, la marca apuesta por un juego de contraste gráfico entre líneas limpias y desestructuradas. En contraposición a esta fluidez y limpieza de líneas, encontramos una clara influencia de los años 60, especialmente en los vestidos.

Tejidos ligeros, plisados y fruncidos que dan movimiento y consiguen una nueva propuesta fresca y femenina para esta temporada. Como contraste a estas líneas puras, introducimos una línea más casual en la que recopilamos elementos artesanales de distintas etnias, mezclándolas con detalles del sportswear, para crear un look muy fácil y urbano. Tie-dye, estampados abstractos y patchwork en índigos y amarillos con efectos deslavados.