Soy una chica Almodóvar, una vez que muerdes la manzana estás poseída para siempre


“Por supuesto que me considero una chica Almodóvar. Una vez que muerdes la manzana prohibida estás poseída para siempre”, ha manifestado la reciente ganadora del Goya a la Mejor Actriz Protagonista, Elena Anaya. La actriz encarna a una mujer al límite en el thriller ‘Cuenta atrás’, del director francés Fred Cavayé y que llega a los cines este viernes.

Anaya comparte cartel con Gilles Lellouche en ‘À Bout Portant’, título original de esta frenética película con altas dosis de angustia y tensión. Samuel, un ayudante de enfermería, se ve envuelto en un asesinato y tendrá que enfrentarse a su vez al secuestro de su mujer, Nadia, quien se encuentra en sus últimas semanas de embarazo.

El personaje que interpreta es una mujer “con mucha fuerza interior y mucha posibilidad de expresar sin decir prácticamente nada”, ha explicado la actriz en declaraciones a Europa Press. Según confiesa, el director insistió en que fuera ella quien le pusiese “esa pequeña chispa” de Nadia, alguien en apariencia “tranquila”, pero que ha de abordar algo “terrible”.

Gracias a una “coach fantástica”, la actriz fue capaz de superar la barrera del idioma. “Supone un poco más de esfuerzo y se consigue a base de dedicar horas, pero si los actores cambian su texto e improvisan yo también me veía obligada a cambiar el guion sobre la marcha”, recuerda.

Antes de protagonizar junto a Antonio Banderas el último filme de Pedro Almodóvar, Anaya ya contaba en su trayectoria con grandes películas como ‘Lucía y el sexo’ y ‘Habitación en Roma’, de Julio Médem, ‘Alatriste’ o ‘Sin noticias de Dios’, de Agustín Díaz Yanes.

Sin embargo, afirma que haber rodado con el director manchego y haber encarnado este personaje ha significado “mucho” para ella, “a nivel profesional y personal”. “Ha sido un aprendizaje muy bonito, he recibido muchas cosas y ha sido un proceso de alegrías que se quedará conmigo para siempre”, recalca.

Llevo 30 años disfrutando de sus películas, así que era un sueño formar parte de una de ellas“, ha subrayado la actriz, quien desea que este proyecto se vuelva a repetir y asegura que se pondría “en sus manos” de nuevo, fuese cuál fuese el registro, aunque matiza que “sus filmes nunca son un género único”.

“Es un director que tiene una mirada muy personal, un universo muy fascinante, que trabaja de una manera desmesurada cada uno de sus proyectos, muy generoso y siente mucha pasión por su oficio, algo fundamental”, describe la actriz.


Tercera nominación a los Goya


El próximo domingo se celebra la gala de los Premios Goya y Elena Anaya está nominada por tercera vez a estos galardones. Lo estuvo con los dos filmes de Julio Médem en las que participó, ‘Habitación en Roma’ y ‘Lucía y el sexo’, en las categorías de mejor actriz y actriz de reparto, respectivamente, aunque en ningún caso consiguió la estatuilla.

A pesar de ello, elude contestar sobre sus nervios y manifiesta sentirse “muy ilusionada” con esta candidatura. “Voy encantada como parte de esta película, como actriz que se siente muy satisfecha y orgullosa de haber hecho esta cinta con Pedro y su equipo“, ha declarado.

Para Anaya, “tener 16 candidaturas ya es una celebración”. Además, se siente agradecida por el reconocimiento tan “bonito” que ha recibido ‘La piel que habito’ por parte del público y de la prensa. “El domingo cerramos este ciclo en la noche en la que se celebra el cine español”, añade.

Elena Anaya (Palencia, 1975) no hace planes a “largo plazo”, pero sí tiene algo claro: le gusta vivir en Madrid. “Me considero una mujer muy afortunada por estar aquí, tener la educación y la cultura que tengo”, afirma.
En este sentido, y aunque no descarta irse a trabajar “donde haga falta”, confiesa que le encanta el cine español. “Aquí quedan muchas buenas películas por hacer y me gustaría participar en ellas”, concluye.