Los hombres ya consumen el 40% de las marcas de lujo

El mundo del lujo está cambiando y, en su imparable crecimiento, los hombres tienen cada vez más protagonismo. En concreto, un 40% de los productos de lujo es actualmente consumido por hombres.  Ante esta situación, Vi–Spring, el fabricante de camas de alta calidad, estudia las tendencias de este sector en el último año, e identifica el fuerte potencial del público masculino para estas marcas.

Desde 2009, el consumo de productos de lujo por hombres ha crecido un 22%, un 5% más que entre las mujeres.  A excepción de sectores como el automovilístico, estas marcas han estado tradicionalmente vinculadas a la mujer, especialmente las de moda y decoración. Sin embargo, el aumento de solteros y parejas gays en España está modificando la oferta y demanda de estos productos.

Según el INE, actualmente hay 6 millones de solteros económicamente independientes, gran parte de ellos hombres, y se han registrado más de 23.000 matrimonios homosexuales desde 2005, más de la mitad de ellos masculinos. Son nuevos grupos de consumidores que priman la calidad, la novedad, se gastan más y se dan más caprichos.

“Al contrario de lo que sucedía hace unos años, los hombres ahora influyen y deciden más sobre la compra de productos para la casa, por lo que ha crecido su interés por la decoración”, señala Jesús Sánchez, responsable de Vi-Spring en España y Portugal.
A estos nuevos consumidores no les gusta seguir a la masa, sino adaptar las tendencias a sus propios gustos y necesidades. Y esto es precisamente lo que exigen los hombres a las marcas de lujo. “La inversión en productos de calidad duradera y el gusto por el trabajo artesano, con detalles hechos a mano son las peticiones más frecuentes entre el consumidor masculino de marcas de lujo”, subraya Jesús Sánchez.

En definitiva, la clave para llegar a este segmento del mercado es ofrecer productos de la más alta calidad, exclusivos, y que estén hechos a la medida de cada cliente. Sin olvidar la importante carga estética y de diseño, el lujo por el lujo ya no está de moda, y lo que se busca es el valor añadido.
“En Vi-Spring ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de crear un colchón de acuerdo a sus preferencias en cuanto a materiales, medidas y comodidad”, comenta Jesús.

“Por ello, y para satisfacer las necesidades de los consumidores españoles más exigentes, presentamos los dos modelos superiores de nuestra colección: Magnificence Superb y Masterpiece, diseñados bajo el concepto de ‘made-to-measure, y fabricados con materiales de la más alta calidad, como bambú, cachemir o alpaca’”, concluye Jesús.