Gallina Blanca y el chef-mago Josean Merino muestran los mejores trucos de magia aplicados a la cocina

Cappuccino de sopa, verduras que brotan al regarlas con un caldo, tapas de sopa que humean sin fuego…Todos estos “trucos” culinarios y alguno más se vieron el pasado 27 de marzo en Alimentaria en la gran cocina de más de 250 m2 que Gallina Blanca ha instalado en el certamen con motivo de la celebración de su 75 aniversario.

El ingrediente mágico de este espectáculo: las sopas y los caldos Gallina Blanca, que son para muchos españoles ingredientes culinarios imprescindibles de nuestra gastronomía, fueron utilizados por el chef-mago Josean Merino, del Restaurante MarmitaCo de Vitoria. Este artista de los fogones combina de una manera única su amor por la cocina con su pasión por la magia. El innovador chef creó para la ocasión un espectáculo de magia y sopa que sorprendió a los asistentes, quienes pudieron degustar las más originales y sorprendentes tapas de sopa.

La sopa, todo beneficios

Preparar una sopa es hacer magia en la cocina. Una olla y el fuego por aquí… hortalizas, carne o pasta por allá… de repente lo juntamos todo para que se transforme en un mágico plato, a la vez que, sabroso, hidratante y nutritivo.

“Con este espectáculo mágico, queremos hacer un homenaje a la sopa, un alimento que nuestras abuelas y madres ya nos daban cuando éramos pequeños y que posiblemente sea el plato que más recordemos de nuestra infancia y el que más nos hace revivirla”, explica Josean Merino. Hoy, la sopa forma parte de la dieta mediterránea, la mejor del mundo según los expertos, que recomiendan su consumo de 2 a 4 veces a la semana.

El chef vasco ha destacado su efecto saciante que combinado con su bajo nivel de grasas convierte a la sopa en un alimento ideal para mantener un peso adecuado y poder disfrutar de una dieta equilibrada y saludable. Además, facilita la digestión por lo que, consumida durante la cena contribuye un mejor descanso nocturno. También ha subrayado que es un plato adecuado para todas las edades y sobretodo un plato muy familiar.

Con pescado, arroz, carne, hierbas aromáticas, ajo o verduras. En su actuación, Josean Merino ha vuelto a poner de manifiesto la enorme versatilidad y capacidad de combinación de la sopa. Tapas como el capuccino de Idiazábal con judías y panceta ibérica o la infusión de sopa son prueba de ello. Según el chef del restaurante MarmitaCo, “en la sopa podemos introducir todos los alimentos de la Dieta Mediterránea, combinados de forma idónea y en cantidades reducidas, contribuyendo así a una dieta equilibrada, variable y saludable”.

Muy gráficamente ha mostrado también que este alimento puede ser consumido durante todo el año a través de tapas como el cocktail de espuma de txakolí a base de caldo de pollo.