Algunos factores favorecen que los hombres se mantengan más jóvenes

La Dra. Natalia Ribé, especialista en Medicina Estética y Andróloga, ha constatado el creciente interés de los hombres hacia los tratamientos estéticos: “Antes los hombres estaban más preocupados por su cuerpo, sobre todo por las cuestiones relacionadas con su aparato genital. Este tema siempre ha sido muy importante para su autoestima. Pero, cada vez más, solicitan tratamientos estéticos en el rostro para verse y sentirse bien”.

Esta impresión la corroboran los datos de la última encuesta de las Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) que apuntan que el 80% de las clínicas de Medicina Estética españolas aumentaron los tratamientos para hombres sobre todo de edades comprendidas entre los 30 y 50 años. Curiosamente, muchos de ellos acuden a la consulta después de haber constatado los buenos resultados de los tratamientos en su madre, hermana o pareja.

La constitución masculina envejece más lentamente

Las hormonas y una estructura ósea más fuerte son los principales motivos de que el envejecimiento se retrase más en el caso de los hombres. Según la Dra. Natalia Ribé, el hombre tiene activas las hormonas durante más tiempo, y aunque la andropausia también les afecta las consecuencias sobre la piel son menores que en el caso de la menopausia femenina. Las hormonas masculinas generan más grasa y evitan la flacidez típica del paso de los años. Por otra parte, una estructura mandibular y unos pómulos más gruesos sostienen mejor la piel y los músculos del rostro.

En cuanto a las arrugas, los hombres tienen la piel un 20% más gruesa lo que propicia que el paso del tiempo se deje ver más tarde en el rostro masculino. Pero las malas costumbres son el peor enemigo del cuidado del rostro masculino. En este sentido las mujeres tienen la batalla ganada ya que tienen interiorizadas ciertas rutinas de higiene y cuidado de la piel que resultan determinantes para conservar un cutis terso, sano y joven.

Además, los hombres se rasuran cada día y ello comporta una agresión muy importante para la piel. Unido a unos malos hábitos alimentarios, el tabaco o la falta de protección solar estos factores son los culpables de que el rostro del hombre envejezca antes de lo debido.

Cansados y enfadados

Uno de los tratamientos más solicitados por ellos es la corrección de las arrugas de expresión. “La mayoría de los hombres se quejan de que su aspecto denota cansancio y malhumor. Ello es debido, en la mayoría de los casos, a las arrugas del entrecejo y a las ojeras” apunta la Dra. Natalia Ribé. Para ello los tratamientos que más se indican son los inductores de colágeno que ayudan a recuperar el volumen del rostro o la toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas de la frente y el entrecejo. Los hombres buscan conseguir un aspecto sano y joven recuperando el contorno de sus mandíbulas, borrando las bolsas de los ojos y eliminando también las arrugas de los surcos nasogenianos.

Los tratamientos estéticos resultan igual de eficaces tanto en hombres como en mujeres. La única diferencia es la cantidad de producto que se utiliza aunque el protocolo médico es prácticamente igual, según los expertos de Merz Aesthetics.