Aprende a preparar la maleta perfecta para este verano

Por fin llegan las tan ansiadas vacaciones de verano, toca hacer la maleta, sí, ese trance que tenemos que pasar cada año y que a algunas ¡nos vuelve locas! ¿Hará fresquito por la noche? ¿Cuántos pareos necesita una chica para una semana? ¿Tacón de vértigo o sandalias planas?… Este año te ahorramos todos esos quebraderos de cabeza, los expertos de Samsonite han compartido su conocimiento dando forma a una guía sobre cómo hacer la maleta perfecta.

¡LISTAS PARA EMPAQUETAR!

Estos son los siete pasos básicos a considerar cuando empiezas a hacer la maleta:

– El juego de los números
Antes de ponerse manos a la obra has de calcular cuántos artículos necesitas. Se trata de un sencillo juego de números: un par de pantalones, dos faldas o dos shorts, cinco partes de arriba versátiles y dos pares de zapatos… Haz una lista de lo que necesites y vete marcando cada pieza a medida que la vayas metiendo. Llévate la lista contigo y a la vuelta del viaje comprueba que tengas todas tus pertenencias y que no dejas nada olvidado.

-Crea un armario cápsula
Concéntrate en una o dos paletas de colores principales. Esto te permitirá crear una gran variedad de estilismos; si no es muy probable que queden muchas prendas y otras piezas inutilizadas, ocupando un valioso espacio.

– Recuerda, menos es más
Lleva contigo un neceser y un secador de tamaño pequeño ya que esto te permitirá ganar espacio y ahorrar peso. No olvides siempre colocar los líquidos en una bolsita protectora, por si acaso se derramara durante el viaje. También recuerda siempre comprobar las limitaciones de líquidos estipuladas para el equipaje de mano: asegúrate de llevar siempre el mínimo líquido: champú, acondicionador, perfume… deberían transportarse en bolsas cerradas. Comprueba también que haya secador en tu habitación de hotel, en caso de que haya puedes ganar espacio no añadiéndolo.

-El proceso de hacer la maleta
Haz la maleta de la base hacia arriba. Introduce los artículos más largos y pesados en el fondo para no aplastar nada delicado. Asegúrate de que te apoyas en una superficie plana mientras haces la maleta para impedir que se formen arrugas. Utiliza prendas como pareos o toallas para crear secciones dentro de la propia maleta y así en caso de necesitar encontrar algo de forma rápida podrás hacerlo con facilidad.

-¿Enrollar o doblar?
Ésta es la cuestión más disputada. Enrollar es una buena opción para determinadas prendas, en especial pantalones, faldas o shorts. Extiende la pieza boca abajo, dobla para atrás las mangas y enróllala de abajo hacia arriba. No obstante, es aconsejable que otra ropa más tendente a las arrugas, sea doblada. Por ejemplo, cuando se dobla una camisa, es primordial doblarla y que se mantenga totalmente lisa una vez en la maleta.

-Maletas que se pliegan
Si eres de los que suele llevar maletas extra, invierte en una maleta con posibilidad de doblarse. Este tipo de petate es bastante cómodo ya que se pliegan con facilidad dentro de la maleta y son muy útiles para llevar durante el trayecto en avión. Además, también pueden emplearse como bolsa de playa o de excursión o incluso para comprar algún detalle en el duty free.

-Ten en cuenta la seguridad
No factures nada demasiado valioso, mejor llévalo en el equipaje de mano. Siempre acuérdate de adherir etiquetas identificativas en tu maleta, incluso dentro, por si la exterior fuera arrancada. Esto garantizará la capacidad de retorno del equipaje a su dueño. Basta con añadir el nombre del lugar donde te encuentres y tu número de contacto. Poner esta clase de datos es más aconsejable que tu dirección de casa completa, ya que esto da a entender que estás abandonando tu domicilio un tiempo. Asegúrate de que tu maleta tiene candado y recuerda que los candados aceptados por la TSA son una opción fantástica, dado que son más fáciles de usar a la hora de viajar a EEUU.