El mejor verano en Balnerario de Mondariz


El Balneario de Mondariz ha preparado una oferta de verano que lo acerca a las Islas Cies, la mejor playa del mundo según The Guardian.

Los clientes podrán disfrutar de un acceso vip a las islas desde Baiona con un tratamiento especial en el barco regular, sin necesidad de hacer colas y asegurando el horario elegido. Y después de pasar todo el día en la playa, podrán relajarse en el Palacio del Agua, abierto hasta las 24.00 horas. Además hemos confeccionado varios tratamientos para después del sol para recuperar la piel que podrás consultar en nuestro balneario a la carta.

Oferta de verano desde 57 euros persona (alojamiento +desayun bufett+ Palacio del Agua o Balneario Celta).
Niños gratis en pensión completa.

Balneario de Mondariz, un destino
El complejo termal cuenta con un exclusivo balneario, el Palacio del Agua, un circuito Celta, un campo de golf de 18 hoyos, un club sport, el espacio para niños, Mondariz Kids, un gimnasio con última tecnología  y un hotel de cuatro estrellas.

El Balneario de Mondariz, originario de finales del siglo XIX, está situado en el valle del río Tea, entre magníficas vistas del verde paisaje interior de Galicia, conviviendo en armonía con el paso del tiempo. Un sueño que tiene su origen en el descubrimiento de las aguas mineromedicinales de la zona y que culminó con la creación de una villa termal, que hoy por hoy es el complejo.

Formado por tres preciosos edificios de granito, dispone de 194 habitaciones, incluyendo 6 suites además de la espectacular suite del Mirador ubicada en el torreón. El complejo hotelero está reconocido como uno de los destinos turísticos más importantes de la región e incluye un campo de golf de 18 hoyos que destaca por su  juego técnico que consiguen sus caídas de green y  amplitud de las calles.

Además, el complejo cuenta para sus eventos profesionales con el Edificio “Palacios”, un moderno y completo Centro de Congresos y Convenciones con una capacidad de hasta 1.200 personas. El auditorio “Infanta Isabel” con capacidad para 300 personas, así como funcionales salas de reuniones de diferentes capacidades.

Un balneario a la carta
El Balneario de Mondariz cuenta con unas modernas instalaciones dotadas de las más avanzadas técnicas de aplicación de aguas mineromedicinales con indicación para afecciones del aparato locomotor, lesiones deportivas, disfunciones nerviosas o digestivas, estrés, adelgazamiento o simplemente para relajarse. Mención especial merece el Balneario Celta, inspirado en las antiguas saunas celtas, con un circuito de hora y media de duración que incluye diferentes baños.

Golf para los más exigentes

Hay pocas cosas tan íntimamente asociadas a la naturaleza como el golf; a la naturaleza de los jugadores y al ámbito donde se practica.

Un verdadero privilegio donde el aire puro, la concentración, el autocontrol, el rigor y la precisión, se hacen aliados. Balneario de Mondariz cuenta con un campo de 18 hoyos diseñado por el técnico Álvaro Arana que se propuso crear un circuito apto para los amateurs del deporte. Pero con la complicación suficiente para convertirse en una referencia para los profesionales. Un campo con un juego muy técnico que destaca por su amplitud de calles y su nivel de juego que todos sus usuarios califican de divertido y dinámico.  Un recorrido suave y ondulado con diferentes “tees” en cada hoyo, según los distintos niveles de dificultad, incluso para adecuar el campo a la alta competición.

Además, Balneario de Mondariz cuenta con una Escuela de Golf cuyo objetivo prioritario es conseguir  un mayor nivel de perfeccionamiento y la creación de una cantera entre los más jóvenes. Las instalaciones cuentan con un “Putting Green” y un campo de prácticas, donde los maestros adaptan las clases al horario de las personas que trabajan y quieren aprender a jugar. Las instalaciones se completan con una Casa Club, cafetería, vestuarios, cuarto de palos y una tienda especializada.

Palacio del agua, un complejo lúdico
El Palacio del Agua del Balneario de Mondariz se inauguró el pasado 7 de abril de 2005, conformando una nueva opción del complejo. El centro consta de tres plantas, ocupando un total de 3.000 metros cuadrados para uso termolúdico. En la planta baja, el elemento protagonista es la gran piscina central de 300 metros de lámina de agua con camas de agua, asientos de hidromasaje,  asientos de burbujas, cuellos de cisne, túnel de chorros, pasillo contracorriente, chorros verticales, chorros de hidromasaje a distintas alturas, una gran lámina de agua en cascada y una seta de hidromasaje en el centro de la piscina que quedará coronada por una gran cúpula transparente. Repartidas por la zona y a diversas alturas se encuentran 3 minipiscinas, además de otras dos unidas a la piscina central.

En la segunda planta,  están ubicadas las saunas que con una piscina de agua fría permite contrastes térmicos. La instalación consta de siete saunas a distintas temperaturas y grados de humedad relativa. Los más pequeños  cuenta con un espacio propio con piscina y juegos dedicado especialmente a los niños

Completa esta planta una zona de relax y reposo que  sobre parte de la gran piscina central.

 En el exterior, se puede disfrutar de otra pequeña piscina de agua caliente y una sauna seca al aire libre con unas magníficas vistas de la Fuente de Gándara,construida en 1908 según el diseño del arquitecto porriñés Antonio Palacios. La instalación se complementa con las preceptivas zonas de vestuarios, aseos, recepción y un amplio gimnasio. El Palacio del Agua –al igual que el actual balneario, el campo de golf y el restaurante– está abierto tanto para los clientes de nuestro hotel como para los no alojados.

Balneario Celta, una sabiduría ancestral

Galicia es la tierra del agua y desde siempre mantiene una importante cultura termal. Unas condiciones ambientales únicas, una tierra rica en mineralización dan como fruto este verdadero fruto de la naturaleza. Agua como sinónimo de vida, como fuente y manantial de salud. Esta es la filosofía del Balneario Celta: un tratamiento estimulante. Inspirado en la sabiduría ancestral de nuestra propia corriente sanguínea, un itinerario en cuyo orden reside el equilibrio de nuestro organismo. Elimina tensiones, relaja, vivifica…