Yves Rocher combate la edad con la Cosmetica Vegetal

Yves Rocher presenta la línea de tratamiento Anti-Age Global que, nacida de la investigación en Cosmétique Végétale, incorpora una tecnología inédita al introducir una nueva generación de Células Nativas Vegetales en una serie de productos que corrige los signos de la edad en la piel.

Así, la marca es la primera en proponer la utilización de una 4ª Generación de este tipo de células, a través de un proceso de estimulación celular natural que permite incorporar más de 100.000 Células Nativas Vegetales en cada producto, conservando intacto todo el poder poli-activo de las mismas, y ofrece una fórmula que a la vez protege el patrimonio celular de la piel, mejora y aumenta la tasa de renovación cutánea natural y refuerza las estructuras dérmicas.

La Crema Fundamental Día, la Crema Fundamental Noche y la Crema Fundamental Ojos de la línea Anti-Age Global de la marca da una respuesta global a los diferentes signos de la edad, combatiendo las arrugas y la pérdida de firmeza, al tiempo que protege la uniformidad del cutis y mantiene la luminosidad. Esta respuesta va desde la entidad más pequeña, el ADN, hasta la piel en su  integridad y su acción es tan rápida que produce efectos visibles en tan sólo seis días.

Una solución global con tres respuestas claves

El estrés al que la piel está expuesta por su contacto con el medio externo se transmite rápidamente a las células. Los rayos UV son los más importantes y los más nocivos. Las Células Nativas Vegetales incluidas en los productos Anti-Age Global protege el patrimonio genético de la piel, a través del fortalecimiento de los núcleos de las células y la limitación del apoptosis (destrucción del núcleo que contiene el ADN).

La segunda respuesta de este tratamiento concierne a la renovación celular. Esta 4ª Generación de Células Nativas Vegetales estimulan hasta un 30% la renovación de los queratinocitos y de los fibroblastos, así como también aumentan cualitativamente la expresión de las ciclinas, verdadero “control de calidad” del ciclo celular. Esto da como resultado una piel más lisa, luminosa y homogénea.

Por último, Anti-Age Global complementa perfectamente el aspecto global de su acción anti-edad con el refuerzo de las estructuras dérmicas. Está comprobado que la aplicación de este tratamiento estimula la actividad de síntesis de los fibroblastos; particularmente los del colágeno y del ácido hialurónico en un 64% y un 58% respectivamente, por lo que aporta a la dermis materia, hidratación y una reserva potencial de metabolitos.