Sácale el máximo rendimiento a tus viajes

Llegan los esperados ‘puentes’ durante el otoño. Pero, una vez más, el problema es el presupuesto. El buscador de vuelos baratos Trabber.com nos propone su propio decálogo para sacar el máximo rendimiento a las reservas de avión con trucos basados en las opiniones de sus usuarios. Son los siguientes:

1. Compra con antelación. Los precios, en general, tienden a subir a medida que se acerca la fecha del vuelo. Por tanto, si tenemos claro el vuelo que nos interesa, es mejor no arriesgarnos esperando a que baje de precio, lo que difícilmente ocurrirá.

2. ¡Cuidado con los aeropuertos secundarios! Pueden salir caros. Al comparar dos vuelos, uno al aeropuerto principal de nuestro destino y otro al aeropuerto secundario, hay que tener en cuenta que el transporte desde el aeropuerto secundario al principal tiene un coste, tanto en tiempo como en dinero. La opción aparentemente más barata puede ser en realidad más cara. Además, también en este caso podemos estar desperdiciando parte de un día de hotel.

3. No siempre es más barato comprar en la web de la aerolínea. Aunque parezca extraño, la opción más barata para comprar un vuelo no siempre es la web de la propia aerolínea. En muchos casos es más barato comprarlo a través de una agencia de viajes online. Para las lowcost lo más barato sí que suele ser ir directamente a su web. Pero no es así siempre por ejemplo en el caso de Iberia o de otras aerolíneas tradicionales. En estos casos, aunque parezca ilógico, es posible ahorrar unos pocos euros comprando en una agencia online en lugar de hacerlo directamente en la web de la aerolínea.

4. Utiliza alertas para enterarte de las ofertas. Aunque los precios suelen subir con el tiempo, las aerolíneas rebajan sus precios en algunas ocasiones. Si falta bastante para el viaje y no tenemos unas fechas concretas para viajar, o tenemos varios destinos posibles, puede ser interesante utilizar alertas que nos avisen cuando alguna aerolínea baja sus precios. En Trabber.com pueden configurarse alertas por email o vía RSS y también a través de Twitter.

5. Sé flexible con los horarios… si puedes. Simplemente saliendo o volviendo un día antes o después puede encontrarse una diferencia de precio importante. Volver un lunes casi siempre es más barato que volver un domingo. Lo mismo pasa con los horarios, donde los más intempestivos suelen ser los más baratos. No obstante hay que tener en cuenta que, según el caso estaremos pagando un día de hotel que no aprovecharemos.

6. Valora bien los recargos por facturar maleta. Algunas aerolíneas cobran un recargo por facturar maleta. Es importante tenerlo en cuenta al comparar vuelos de diferentes aerolíneas porque puede hacer que un vuelo aparentemente más barato sea en realidad más caro si necesitas facturar una maleta. Además ten en cuenta que las medidas y el peso máximo cambian según la aerolínea con la que viajes. ¡Importante! Si vas a pagar recargo por facturar una maleta, hazlo al reservar. Algunas aerolíneas te cobrarán más si lo haces en el aeropuerto, así que no siempre vale el “ya veremos sobre la marcha”…

7. Ten en cuenta también los recargos según la tarjeta con la que compras. Algunas agencias y aerolíneas cobran también un recargo que depende del tipo de tarjeta con la que se paga. Incluso en algunos casos todas las tarjetas tienen recargo, excepto la propia de la aerolínea o alguna poco común. Trabber muestra en los detalles de cada vuelo los recargos que aplica cada web para cada tarjeta.

8. Algunas veces los billetes de sólo ida son más caros que los de ida y vuelta. Parece extraño y va contra el sentido común, pero ocurre. En estos casos es interesante comprar un billete de ida y vuelta aunque no vayamos a usar la vuelta. Pero ojo, lo que no es viable es intentar usar sólo el vuelo de vuelta porque lo habitual es que si no tomamos el vuelo de ida el de vuelta se cancela automáticamente. Algunas veces es más barato comprar la ida y la vuelta por separado.

9. ¡Atención a los seguros de viaje! Si no quieres seguro de viaje, recuerda desmarcar la casilla. Algunas webs de reserva marcan por defecto algunas casillas de extras que quizá no te interesen. Entre ellos por ejemplo el seguro de viaje, que quizá cubre menos casos de los que crees.

10. Si vuelas con Ryanair, recuerda hacer el checkin online. Si te olvidas, en el aeropuerto te costará 40 €.