Turismo ornitológico, nueva apuesta del Hotel Villa de Laguardia

En colaboración con Bodegas Casa Primicia, el Hotel Wine Oil Spa Villa de Laguardia lanza una innovadora propuesta dirigida a los amantes del birding, pero también a aquellos que busquen una escapada diferente en la que relajarse y descansar. De la mano de bodegueros y expertos en el avistamiento de aves, los visitantes recorrerán las lagunas de Carravalseca, un importante núcleo de concentración de aves en Rioja Alavesa, y bucearán en la historia y la cultura del vino.

Reconocida con el premio Best Of de Turismo Vitivinícola, la Bodega Casa Primicia presenta la innovadora experiencia ‘Días de vino y pájaros’, una iniciativa que propone un acercamiento único al birding desde las lagunas de Carravalseca, uno de los tres humedales de Laguardia, en Rioja Alavesa. Un auténtico oasis de paz en mitad de una viña de más de diez hectáreas a los pies de la imponente Sierra de Cantabria desde donde observar una gran cantidad de aves como la garza
imperial, el martinete o el abejaruco, entre otras.

Sin embargo, la experiencia va más allá del avistamiento de aves en este entorno, un lugar estratégico en las rutas migratorias. Un experto en ornitología y fotografía guiará al visitante a través de esta experiencia sensorial que incluye la degustación de vinos ecológicos de Carravalseca, de Bodegas Casa Primicia y, junto a expertos de la bodega, se introducirá en la historia del vino recorriendo sus calados subterráneos en la localidad de Laguardia y catando los prestigiosos vinos que actualmente elabora.

La actividad, encuadrada en el selecto grupo de Experiencias Top Euskadi debido a la singularidad y calidad de su propuesta turística, se complementa, en programas de uno o dos días, con visitas al Pórtico de Santa María de los Reyes, en Laguardia, que conserva intacta la policromía original del siglo XVII, y un recorrido cultural que incluye el poblado prehistórico de La Hoya y los Dólmenes de El Villar, San Martín y el Sotillo.

Y, para descansar, el Hotel Wine Oil Spa Villa de Laguardia, un cálido establecimiento de cuatro estrellas dotado con una privilegiada terraza panorámica, con piscina exterior y solarium, así como dos restaurantes propios, El Medoc Alavés y el Bistró El Villa. Entre sus instalaciones destaca el Wine Oil Spa Villa de Laguardia, un centro de belleza y salud que ofrece diferentes circuitos hidrotermales y tratamientos con productos combinados de aceite de oliva y vid, y de productos ‘delicatessen’ como la castaña, la trufa o el chocolate. Los programas, que incluyen alojamiento, desayuno buffet, visitas, catas de vino, un pack de tres botellas de vino de Carravalseca y lunch para la actividad de birdwatching, pueden reservarse desde 208 euros por persona.