Porque las buenas fragancias no sólo se guardan en frascos pequeños

Como los ganadores de las carreras de coches que celebran su victoria con enormes botellas de champagne, Alvarez Gómez ha querido desde el principio rendir culto a su fragancia más emblemática, Agua de Colonia Concentrada con su formato familiar XXL.

Casi un litro de una fragancia exquisita que ha mantenido su genuina fórmula original, guardada en secreto por la familia Alvarez Gómez, tanto para usarla en pequeñas cantidades como para abusar de su aroma en todo el cuerpo consiguiendo tonificar, refrescar y estimular. Una combinación duradera que dinamiza los sentidos a primera hora de la mañana, refresca durante las horas centrales del día y proporciona bienestar cuando cae la noche en hombres y mujeres, niños y mayores.

Un aroma único de bienestar inigualable, como sucede con su envase, su tapón, la etiqueta amarilla y ese frasco hexagonal “modelo Molanus” creado por Peter Heinrich Molanus a principios del s. XIX, que se fabrica en la Real Fábrica de Vidrio y Cristal de La Granja de San Ildefonso

Para el aroma de un envase de este tamaño se emplea la esencia de hasta 150 limones del Levante español y se  acompaña de la frescura del geranio, la lavanda de la Provenza mediterránea, el eucalipto y algunos otros aceites esenciales como el romero,  el espliego y la bergamota. 

Un producto 100% español, que con su “frescor, pureza y naturalidad” es un básico irremplazable en los cuidados del día a día.  

Precio sugerido de venta: 39 euros. Encuéntralo en El Corte Inglés y en perfumerías especializadas.