Cuidado de la piel con ácido glicólico

En los últimos años han aumentado los tratamientos con ácido glicólico para el cuidado de la piel. Esta sustancia, presente de forma natural en frutas como la manzana, la uva, la naranja o en la caña de azúcar, se utiliza, cada vez más, en productos de cosmética para actuar como peeling, con el objetivo de suavizar la piel. JanMarini Skin Research, especializada en tratamientos para la mejora de la calidad de la piel, también incluye el ácido glicólico en la composición de sus productos de rejuvenecimiento, pigmentación, acné, rosácea y otras afecciones eritematosas de la dermis.

Cuando se produce un daño de cualquier tipo en la piel, éste se hace evidente y, en ocasiones, molesto, sobre todo si se genera en el rostro. Según se calcula, la epidermis se renueva cada cierto tiempo volviendo a su estado original, pero con el paso de los años cada vez es mayor este tiempo y va perdiendo efectividad. En una persona joven, por ejemplo, las células tardan una media de 28 días en renovarse, mientras que en un adulto aumenta hasta los 35 días. Mientras tanto, la dermis está bloqueada por células muertas que impiden su recuperación.

¿Cómo funciona el ácido glicólico? Gracias a su efecto exfoliante, que elimina las células inservibles de la piel, los tratamientos con ácido glicólico ayudan a acelerar el proceso de regeneración de la dermis. Esto, a su vez, contribuye a una mayor hidratación del cutis y a tener una piel sana y suave. Del mismo modo, los cosméticos y cremas utilizados después del tratamiento con ácido glicólico serán más efectivas, ya que penetrarán de manera más rápida en el interior. 

Antonio Campo, especialista en Dermatología de la clínica Campo-Optimage, comenta que “además de estos beneficios, lo más destacado del tratamiento con ácido glicólico es que no es invasivo”. Sin embargo, tal y como explica él mismo, “al ser un ácido químico, es importante no usarlo indebidamente y consultar siempre a un especialista para que recomiende la cantidad diaria aconsejable según nuestro tipo de piel y nuestro problema. En caso contrario, el ácido puede producir quemaduras o picores”. Por eso, es necesaria supervisión médica e hidratación para la piel, además de protector solar para evitar el resecado.

Skin Management System MD de Jan Marini
, se trata de un kit, elaborado por la marca, que incluye todos los productos necesarios para el cuidado diario e integral de la piel: Limpiador, Rejuvenecedor, Resurface, Hidratante y Protector. De esta manera se facilita no sólo la compra, sino también el proceso.

Este kit se clasifica en el grupo de “cosmeceuticals”, productos de cosmética de alto valor tecnológico, por encima de la cosmética convencional de gran consumo, y que funcionan como remedio no invasivo a tratamientos tipo láser o cirugía, ya que se utilizan bajo uso domiciliado.

“El dermatólogo es quien estudia el caso específico de cada persona y dirije y controla el tratamiento con un producto u otro, pero la mayoría contienen ácido glicólico, en pequeños porcentajes para no dañar la piel, con lo cual se aprecian resultados excelentes en pocas semanas”, comenta el Dr. Campo. A él, se suma también el uso del retinol, que combinado con el ácido, ayuda a suavizar y unificar el tono de la piel en menos tiempo.