Saúl Craviotto: “No concibo mi vida sin el deporte”

Saúl Craviotto es uno de esos deportistas que gracias a su tenacidad y esfuerzo ha sabido mantenerse en los más alto durante años. Una voluntad de hierro que le ha permitido alcanzar aquello que está reservado sólo a unos pocos, el oro olímpico. Pero más allá de los logros deportivos, es un hombre con las ideas claras, y que sabe cuál es su papel en la sociedad, un ejemplo a seguir para una generación más joven y que le mira como a un héroe.

Campeón olímpico, mundial y europeo ¿qué te queda por conseguir, dónde está tu límite?
La cima para un deportista es conseguir una medalla de oro en unos JJOO. Llegado a ese punto, la gente me suele preguntar ¿y ahora qué? Yo lo único que sé es que soy inmensamente feliz haciendo lo que hago y mientras me siga encontrando fuerte física y sobretodo mentalmente, voy a luchar cada día de mi vida deportiva por conseguir más medallas olímpicas, es mi único objetivo.
¿Cuál es tu próxima meta?
Esta temporada tengo Campeonato de Europa y Campeonato del Mundo. Son pruebas a las que voy a intentar llegar al 100%, aunque mi cabeza esté puesta en agosto de 2016.
Y luego Brasil 2016, serán tus últimas olimpiadas o todavía queda Saúl para rato…
Nunca se sabe. No depende de mí, también hay que contar con la juventud que sube fuerte y que me quieren quitar la plaza… ¡por mí aguantaría hasta 2050! ya veremos la motivación que tendré, todo depende de la ilusión y ganas que tenga, que de momento son muchas.
La disciplina que debe seguir un deportista de tu nivel es extenuante, ¿ha habido algún momento en el que te hayas planteado dejarlo?
Muchas veces se me ha pasado por la cabeza, aunque ese pensamiento se me ha quitado rápidamente. Este deporte me hace feliz, y aunque sufra y sea duro, me considero un privilegiado por hacer lo que más me gusta y poder vivir de ello.
¿Cuánto de físico y cuánto de mental tiene la práctica deportiva a este nivel?
40% físico, 60% mental. He coincidido con muchas generaciones de deportistas que entrenando eran iguales o superiores a mí, y luego compitiendo no rendían igual. Saber controlar los nervios y la presión no es fácil, y puede hacer que todo el trabajo de un año lo tires por la borda por no saber canalizar eso el día clave.
Me imagino que todo deportista tiene sus ídolos, o un espejo en el que mirarse, ¿quién o quiénes te han inspirado?
A lo largo de mi carrera me he inspirado en mucha gente, no sólo deportistas. Cualquier persona que luche por un objetivo y que jamás tira la toalla, ya es un ejemplo de superación y por lo tanto, sirve de ejemplo y de motivación. 
Y por la parte que te toca ¿Cómo se lleva lo de ser un ejemplo a seguir para tantos jóvenes?
Que se fijen en mi es un gran orgullo y a la vez una gran responsabilidad. Es una sensación muy extraña saber que eres el espejo de muchos jóvenes. Recuerdo cuando yo era niño y miraba con admiración a alguien, la ilusión con la que iba a casa porque el campeón de España me había saludado, hablado o chocado la mano…por eso intento estar lo más pendiente posible de todos aunque seguro que alguna vez se me escape alguien, porque se que un simple gesto puede marcar a un niño de por vida.
¿Qué otro deporte hubieses elegido de no ser piragüista? 
Me gustan muchos deportes, aunque estoy convencido que acerté eligiendo la piragua…no destaco en ningún otro deporte. Así que doy gracias a mi padre porque un día me dio una pala en lugar de un balón o una raqueta. 
En ocasiones se habla sobre que el deporte olímpico no pasa por su mejor momento, o que escasean las ayudas ¿Os sentís en desventaja con respecto a otros deportes mayoritarios?
En España tenemos la cultura deportiva del fútbol, como en EEUU está la del beisbol, en China la del pin pon y en Hungría la del piragüismo. Si hubiese nacido en Hungría estaría forrado y me veríais cada día en TV. Hay que aceptar el lugar en el que naciste y la cultura que tiene y punto. Por suerte no hago esto por dinero ni por fama. Lo hago porque es mi pasión y disfruto representando a mi país y haciendo feliz a mucha gente cada vez que gano algo. Soy la persona más feliz del mundo sobre mi kayak y eso me sirve.
¿Os cuesta más conseguir patrocinios, qué suponen los patrocinadores para los deportistas de tu nivel?
A raíz de las dos medallas olímpicas me han surgido varios patrocinios. Muchas marcas importantes se han fijado en mí, y eso me da un gran impulso para seguir hacia delante. Aprovecho para animar a nuevas empresas que quieran acompañarme hasta los JJOO de Rio, estaría encantado y me dejaría la piel por llevar su nombre a lo más alto.
¿Alguna marca que te haya apoyado desde el inicio?
Reebok, Canal de Isabel II, UCAM, Oakley, AraLleida, LleidaMarxa, AsturWagen, Alzumar, Okodia y Sanus Vitae son las marcas que apuestan por mí, algunas económicamente y otras en especie. Estaré eternamente agradecido. Sin duda gran parte de los resultados son gracias a ellos.
¿Cómo ves tu futuro, alejado del deporte o seguirás involucrado en la disciplina deportiva?
No concibo mi vida sin el deporte. Aunque me retire de la alta competición, jamás dejaré de hacer ejercicio y cuidarme, es mi estilo de vida. Y por supuesto que me encantaría seguir ligado de una forma u otra al deporte y poder transmitir mi experiencia a los futuros campeones. 
¿Qué puedes extrapolar de tu carrera deportiva a tu empleo en la Policía Nacional?
Tiene valores muy parecidos. Pero el que más destacaría es el del compañerismo. En el deporte como en mi trabajo, el ir remando todos en la misma dirección es importantísimo para lograr un objetivo.
Uno de los aspectos con los que hay que lidiar al ser deportista de élite es el de acudir a diversos eventos ¿Cómo definirías tu estilo?
Depende de lo que exija cada evento. Me gusta sentirme cómodo y no desentonar. Teniendo en cuenta todas las horas que pasas al aire libre, puede terminar pasando factura a tu piel, cómo te cuidas? Pasamos muchas horas expuestos al frio, al sol, al viento…cuidar la piel es importantísimo, por lo que intento echarme cremas con protección solar y también que hidraten bastante.
Y para terminar, ¿qué haces cuándo intentas desconectar, cómo disfrutas de tu tiempo libre?
Lo que hace cualquier persona, me encanta el cine, salir de cañas y tapas con los amigos, leer, ir a cenar, viajar y hacer escapadas con mi mujer…