Consejos prácticos para una boca sana

Escrito por: Dra. Beatriz González

cepillado-dientes1. Cepillado: Es muy importante a la hora de mantener nuestra higiene bucal saber de qué manera debemos cepillarnos los dientes, y llevarlo a cabo unas tres veces al día de manera pausada. El cepillado debe realizarse con sentido circular y una ligera inclinación hacia arriba (si estamos limpiando los dientes superiores) o hacia abajo (en el caso de los dientes inferiores). De esta manera conseguimos limpiar la encía por dentro y evitar con ello problemas como el sangrado o la hinchazón de éstas.

2. Enjuagues: un enjuague bucal puede ser una forma excelente para completar la limpieza de nuestra boca, pero debe saberse cuál elegir dependiendo de las necesidades de cada persona, y se debe preguntar a nuestro dentista. Por ejemplo: los enjuagues con alcohol se desaconsejan para personas con problemas de encías, ya que su uso diario resulta abrasivo para ellas. En este caso sería aconsejable un colutorio con clorhexidina.

3. Hilo dental: A menudo este es el paso que menos realizamos, pero presenta la misma importancia que los anteriores. El hilo o seda dental es imprescindible a la hora de limpiar a fondo los espacios interdentales, previniendo así, la aparición de sarro y caries. Pero cuidado al introducirlo, se debe hacer de manera suave y progresiva para no dañar la papila interdental (ese trocito de encía que se encuentra entre dos dientes).

4. Alimentación: Siempre que se habla de mantenimiento de la salud, la alimentación adquiere un aspecto fundamental, siendo necesario procurar que sea equilibrada y variada. Sin embargo ciertos alimentos, influirán en nuestros dientes manchándolos y en ocasiones contribuyendo a su erosión como en el caso de los cítricos. Para evitar que se manchen o tinten, evita tomar en exceso bebidas como el café o el vino tinto y bebidas de cola. Las fresas y las manzanas sin embargo, contribuirán a mantener el blanco natural de tus dientes.

5. Evita el alcohol, tabaco y cualquier sustancia tóxica: La salud general de tu boca mejorará notablemente.

6. Visita a tu dentista una vez al año: Muchos problemas que surgen en nuestra boca tienen más fácil solución cuanto antes se acuda a un profesional. Si los descuidas mucho tiempo empeorarán y la solución será más larga, costosa y dañina para tu boca.

sonrisa