Consigue el selfie perfecto. Trucos de maquillaje y peinado para salir perfecta, ¡sin filtros!

Para dominar la peliaguda técnica del selfie no hay que confiar sólo en el filtro. Las redes están sedientas de naturalidad ya que, tras una temporada plagada de contrastes, brillos y saturaciones que distaban ¡y mucho! de la realidad…las texturas y acabados naturales desatan cada vez más y más likes.¿El truco? Que la materia prima no necesite demasiados retoques gracias a un look de maquillaje y peinado “cámara friendly”.

2

LOOK DE PEINADO

Los expertos de Maison Eduardo Sánchez revelan qué hacer y no hacer para un “helfie” perfecto.

DON’T

Efecto día después del lavado. En la vida real puede que sea favorecedor, pero, a la hora de posar delante de la cámara un pelo recién lavado siempre lucirá más bonito.

Pegado a la cara. Las melenas ultra-lisas tienen el inconveniente de la falta de volumen. Para un extra de movimiento las tenacillas o las planchas son la solución más rápida. Si no, aprovecha esta época del año para hacerte unas ondas surferas.

DO

Iluminación adecuada. La luz es crucial a la hora de tomar una fotografía, capta los reflejos del cabello y maximiza su brillo natural.

Aplicar un sérum. Este tipo de productos sellan la fibra y le devuelven vitalidad al cabello…y, además, ¡potencia al máximo el brillo!

Volumen de última hora. Para un extra de cuerpo en tu cabellera coloca la cabeza boca abajo, aplica Voluforme, de Leonor Greyl y separa los mechones con los dedos, ¡el resultado es natural, lleno de movimiento y súper favorecedor!

 

LOOK DE MAQUILLAJE

Acabados, texturas, trucos…, anatomía del selfie 10.

DON’T

Fondos de maquillaje efecto máscara. Las texturas densas restan naturalidad y son más propensas a provocar el ‘efecto máscara’. ¿Lo mejor? Elegir una base súper fluida para conseguir un look natural.  ¿La auténtica BB Cream para un photoshop instantáneo? The Classic Blemish Balm, de Suiskin.

Enmarcar la mirada. Dar prioridad a las cejas y a las pestañas para potenciar los ojos, peinando y dibujando las cejas y aplicando dos capas de máscara en las pestañas.

DO

Confiar en el corrector. Con la cámara a un palmo del rostro, tapar granitos, manchas y ojeras es una tarea imprescindible. La técnica de aplicación adecuada es dar suaves toquecitos y difuminar muy bien para que no queden diferencias en el tono.

¿El corrector multifunción indetectable? Touches Correction de Skeen+: camufla ojeras; corrige rojeces, poros dilatados y brillos; y, lo mejor, su acabado es ultra natural.

Efecto buena cara. Para un aspecto fresco, el colorete es un aliado a tener en cuenta. Se aplica comenzando en el pómulo y extendiendo el rubor hacia la sien. Sun Designer Palette, de By Terry, incluye bronceador, colorete e iluminador para lograr un tono saludable y radiante al instante.

Boca ‘glossy’. Unos labios jugosos sean del color que sean (rosas, rojos, nudes, marrones…) siempre favorecen por lo que aplicar un gloss pone el broche de oro al momento selfie.

¿Un tono y una textura para acertar siempre? Los del labial Hello Sailor, de Lipstick Queen: un velo berry súper hidratante con un suave reflejo en color topacio.

3