La canela y sus propiedades beneficiosas

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico
AddThis Social Bookmark Button
La canela, junto con la miel, es la única sustancia alimenticia que ni se echa a perder ni se pudre. Y, por cierto, es mucho más que un complemento culinario. Sus beneficios abarcan actividades antimicrobianas, de regulación de los niveles de azúcar o de reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos, si bien es cierto que la cantidad que solemos utilizar en la cocina, donde más bien es tratada como especia aromatizante ocasional, no llega a producir efectos terapéuticos de relevancia.

No obstante, sus aceites esenciales tienen virtudes muy beneficiosas para la salud, además de vitamina A, magnesio, vitaminas del complejo B, zinc o flavonoides, ente otros.

Su uso está muy extendido en el continente asiático, de hecho, la canela cuyo aroma es más intenso y sus propiedades más potentes es la de Sri Lanka (antigua Ceilán) de donde es originario el árbol de canela, y su aportación va más allá del condimento a los postres o salsas. Por ejemplo, el té de canela es altamente digestivo, ya que ayuda a estimular la digestión y reduce la flatulencia. Asimismo, mezclada en un vaso con zumo de limón actúa como antiséptico en las pieles con acné.

Actualmente, se están investigando, también, sus capacidades para ayudar a los pacientes con diabetes tipo II a regular sus niveles de glucosa en sangre, ya que, según se observa, parece ser que la canela incrementa la sensibilidad a la insulina. Igualmente, se está investigando cómo influye esta sustancia en que el organismo no metabolice mal los hidratos y éstos no se conviertan en grasa.  

Y bueno, tampoco está de más decir que los "expertos" en rituales dicen que la canela es una magnífica aliada en los momentos de pasión, ya que ayuda a renovar la energía sexual y empuja a "perder la razón" en el punto álgido de la relación amorosa. Comida, untada, en tisana o en incienso... por probar que no quede, ¿no?


¿Cómo tomar la canela?

- Para molestias digestivas o intestinales, o simplemente para tener una buena digestión: espolvorear en la leche, un yogur o hacer una tisana de canela.
- Para infecciones de la boca: se puede chupar un palo de canela o hacer gárgaras con una mezcla de agua y canela.
- Para resfriados: preparar un vaso de leche con miel y espolvorear una buena cantidad de canela (¡sin pasarse tampoco! lo justo para que de buen sabor y no quede la leche grumosa)
- Para la halitosis: chupar canela en rama sirve como refrescante bucal.
- En aromaterapia: a través de incienso, velas o aceites, podrás beneficiarte de sus efectos para combatir el estrés, la debilidad o el agotamiento nervioso.
- Para el rostro y cuerpo: compra un aceite esencial de masaje a base de canela, te ayudará a relajarte y será muy nutritivo e hidratante para la piel. Y si te lo da tu chico, ¡mucho mejor! así aprovecharás además todas sus propiedades afrodisiacas.

También te puede interesar

Buscar en Mujerwapa