La mascarilla de arcilla saca los granos

Con una espátula plana de cerdas naturales o con las yemas de los dedos, aplique la mascarilla por todo el rostro, distribuyendo el producto uniformemente. Ten cuidado de no acercarte demasiado a los ojos o a la boca, y no te olvides del cuello.

Una vez transcurrido el tiempo de espera, utilice una esponja o un paño empapado en agua tibia para retirar suavemente la mascarilla. Asegúrate de limpiar todos los restos de producto de tu rostro, incluyendo el cuello y el contorno facial, y aplica una crema hidratante después de haber frotado bien tu piel.

¿Cómo aplicar la arcilla verde en la cara?

Aplicar sobre la piel.

Aplíquelo en el centro de las mejillas y, a continuación, comience a extenderlo por el resto del rostro, incluyendo la frente, las sienes y la barbilla. Si no quieres tener que esforzarte en quitarlo después del tiempo de aplicación, lo mejor es aplicar sólo una capa fina.

¿Cómo se aplica una mascarilla?

Con una espátula plana de cerdas naturales o con las yemas de los dedos, aplique la mascarilla por todo el rostro, distribuyendo el producto uniformemente. Ten cuidado de no acercarte demasiado a los ojos o a la boca, y no te olvides del cuello.

Quizá te interese  ¿cómo cortar y peinar el flequillo de lado?

¿Cómo aplicar una mascarilla de arcilla?

La rutina perfecta para la mascarilla de arcilla

Secar la piel dando palmaditas con una toalla limpia. Aplique la mascarilla con un cepillo suave o con las yemas de los dedos sobre el rostro, evitando el área de los ojos y los labios.

M

Cuando la arcilla, el elemento natural por excelencia, entra en contacto con el agua, se vuelve porosa, una especie de masa viscosa similar al barro que se solidifica en poco tiempo, en unos diez minutos como máximo.

En el mercado se pueden encontrar prácticos sobres monodosis, pero a mí me gusta hacer una mascarilla de arcilla casera y tener una hora de mi tiempo libre para mí: la puedes encontrar en herboristerías.

Es muy importante conseguir la consistencia adecuada, ya que una mascarilla demasiado espesa sería difícil de aplicar y no se pegaría bien al rostro, perdiendo su eficacia purificadora.

Una vez listo, se debe aplicar con un pincel, una espátula o simplemente con la yema de los dedos, dejando de lado la zona de los ojos y la boca. La mascarilla de arcilla también debe aplicarse cuidadosamente en el cuello.

La mascarilla de arcilla debe retirarse tan pronto como el producto se haya secado, utilizando una almohadilla empapada en agua tibia. Si se seca demasiado rápido, hidrátalo con otros elementos como la miel y los aceites esenciales. La próxima vez, recuerda añadir una cucharada de yogur blanco natural para conseguir un efecto emoliente que aumente la duración del tratamiento y evite que la arcilla se seque demasiado rápido.

¿Cómo se quita la mascarilla?

QUITAR LA MÁSCARA FACIAL

El consejo es utilizar un paño de microfibra humedecido con agua tibia. Si no tienes un paño de microfibra, es mejor utilizar las manos y el agua corriente que una toalla de tela demasiado áspera que podría irritar la piel.

Quizá te interese  ¿por qué se me riza el pelo con la humedad?

¿Qué hace la arcilla en la cara?

Con su gran capacidad de absorción, la arcilla actúa atrapando el sebo y otras impurezas del rostro. Además, la arcilla actúa tonificando la piel, ya que estimula la circulación sanguínea y elimina las células muertas.

¿Cómo se disuelve la arcilla verde?

añadir agua fría hasta cubrir la arcilla y remover con una cuchara de madera, dejando que el líquido se absorba completamente hasta obtener una mezcla cremosa. Cubrir con una gasa o un paño para evitar que se asiente cualquier materia extraña. dejar reposar durante unas horas.

Beneficios de la mascarilla de arcilla

Cuando hablamos de mascarillas en general nos referimos a productos cosméticos concentrados y específicos que se utilizan en la rutina de belleza para combatir ciertas imperfecciones que suelen afectar a la piel del rostro.

Las mascarillas nunca deben faltar en la rutina de belleza semanal, ya que al ser tratamientos concentrados y dirigidos, son una herramienta válida para hacer que nuestra piel absorba las sustancias que necesita, en poco tiempo y con excelentes resultados.

Al igual que las cremas hidratantes y nutritivas, las mascarillas faciales, además de realizar las funciones mencionadas anteriormente, restablecen el equilibrio hidrolipídico de la piel y reponen su pH fisiológico, al tiempo que la protegen de los agentes atmosféricos.

Para ello, se recomienda limpiar bien la piel con un producto delicado pero eficaz que contenga sustancias remineralizantes y antioxidantes, como las aguas activas, e ingredientes calmantes y antienvejecimiento, como el extracto de caléndula.

No es casualidad que los resultados que se obtienen al utilizar una mascarilla de tela (preferiblemente de celulosa natural o tejido de viscosa) sean inmediatamente visibles y realmente sorprendentes.

Quizá te interese  ¿Qué cosas no se pueden hacer durante el periodo?

¿Cómo utilizar una mascarilla de tela?

Su uso es muy sencillo: la practicidad del tejido radica en que basta con aplicar la mascarilla sobre el rostro limpio y dejarla actuar durante unos 10-15 minutos, para después retirarla sin aclarar la cara.

¿Cómo se aplica una mascarilla de tela?

Aplicación y tiempo de aplicación recomendado

Abra la bolsa, extienda suavemente el tejido y aplíquelo sobre la piel (ajuste la mascarilla a la forma de su cara, procurando que se adhiera bien en todos los puntos). Déjelo actuar durante al menos 15 minutos (incluso 20/25 minutos si tiene tiempo).

¿Cuándo debe aplicarse la mascarilla?

Las mascarillas deben aplicarse después de la clásica limpieza del rostro, es decir, después de eliminar los restos de maquillaje y de lavarse con agua tibia. Tras aplicar la mascarilla, debe dejarse actuar durante quince minutos o durante el tiempo indicado en el envase.

Máscara de arcilla blanca

El término “arcilla” se utiliza de forma muy general para referirse a un compuesto concreto obtenido a partir de una mezcla de sustancias de origen mineral con metales asociados, iones y otras sustancias de origen orgánico.

La mascarilla de arcilla debe aplicarse con un cepillo suave o extenderse con las yemas de los dedos. La mascarilla debe adherirse perfectamente a la piel, sin ser demasiado irritante ni pegajosa. Por lo general, el producto se aplica empezando por la barbilla y cubriendo después el cuello y todo el rostro, excepto el contorno de los ojos y el de los labios.

La mascarilla de arcilla debe retirarse de la piel tan pronto como el producto se haya secado. Si la arcilla se seca rápidamente, es aconsejable enriquecer la mezcla con aceites vegetales o miel la próxima vez para evitar la deshidratación excesiva de la piel.

Beauty Face Mask: Tratamientos cosméticos para una piel facial radiante. Ingredientes, tipos y cómo utilizar las mascarillas. Cuando hablamos de una mascarilla facial nos referimos a un producto cosmético concreto que se utiliza para contrarrestar algunos trastornos o imperfecciones de la piel que pueden…Leer más