Cómo tratar las heridas que no cicatrizan

Las heridas cutáneas son lesiones que afectan a las capas superficiales de la piel. Pueden distinguirse de diferentes maneras, por ejemplo, por su tamaño, grosor o características.

No confíe en los remedios caseros. El uso de los llamados “remedios antiguos”, como una compresa con aceite esencial de caléndula, la aplicación de sal, cúrcuma, hielo, ajo, aloe vera o limón en la zona afectada, no sólo no es útil, sino que puede agravar los síntomas y alargar el tiempo de curación de la herida.

Tiempo de cicatrización de las heridas profundas

El término herida quirúrgica se refiere a la solución continua creada intencionadamente a través de la incisión de la piel con un instrumento cortante para facilitar el acceso a la zona quirúrgica durante una operación.

La cicatrización de una herida quirúrgica es un proceso de tres fases que el cuerpo desencadena cada vez que se produce una lesión. Las tres fases del proceso pueden describirse como sigue:

Las heridas quirúrgicas suelen curarse mediante un proceso de cicatrización por primera intención, excepto en aquellos casos en los que surgen complicaciones infecciosas, necróticas o de dehiscencia.

La herida quirúrgica requiere protección con apósitos apropiados que deben colocarse al final de la cirugía en el quirófano y deben dejarse en su lugar durante las siguientes 48 horas, a menos que estén visiblemente manchados de sangre, suero u otro material. Los principales objetivos del aderezo son

Cómo curar una herida quirúrgica

La desinfección de las heridas es una herramienta muy importante para evitar que los microorganismos potencialmente patógenos entren en el cuerpo, causando a veces graves daños.

De hecho, la piel actúa como barrera contra estos microorganismos patógenos, pero si se lesiona y daña, entonces su acción protectora se pierde, exponiendo al individuo al riesgo de contraer infecciones de diversos tipos.

A continuación se ofrece información y consejos útiles que deben seguirse tanto durante como después del procedimiento de desinfección de la herida, a fin de permitir una cicatrización óptima y prevenir, o detectar con prontitud, cualquier complicación.

Desinfectantes: definición, clasificación y mecanismo de acción. Ejemplos de desinfectantes y áreas de uso. Los desinfectantes son un conjunto de sustancias que pertenecen al grupo de los agentes antiinfecciosos y que se utilizan para la desinfección de ambientes, superficies y objetos de diversa índole.

Cómo saber si una herida está cicatrizando

Las heridas cutáneas son lesiones que afectan a las capas superficiales de la piel. Pueden distinguirse de diferentes maneras, por ejemplo, por su tamaño, grosor o características.

No confíe en los remedios caseros. El uso de los llamados “remedios antiguos”, como una compresa con aceite esencial de caléndula, la aplicación de sal, cúrcuma, hielo, ajo, aloe vera o limón en la zona afectada, no sólo no es útil, sino que puede agravar los síntomas y alargar el tiempo de curación de la herida.