Base de maquillaje profesional

¿La base de maquillaje perfecta? No existe, se crea. La prebase, el iluminador y el corrector son los productos esenciales para preparar la piel para un maquillaje completo y uniforme, pero también para salir con la cara “desnuda”. ¡Descubre con nosotros cuáles son los productos imprescindibles para la primavera verano 2019!

A diferencia de las gotas o las barras, que suelen utilizarse para crear reflejos (hueso de la ceja, arco de cupido, pómulos), las versiones fluidas (que se utilizan solas o mezcladas con la base de maquillaje o la crema hidratante) dan un efecto de filtro fotográfico. Recuerda aplicarlos en todas las zonas descubiertas, incluyendo el cuello y el escote.

¿Para qué sirve la base de maquillaje facial?

Tras su escaso uso en la prehistoria, los cosméticos desempeñaron un papel importante en el cuidado personal durante el reinado de los egipcios. Los egipcios se rociaban con ungüentos, se alargaban los ojos con kajal y se pintaban los labios con cobre y óxido de hierro.

Pero los usos cosméticos están documentados en todos los pueblos antiguos: los pictos escoceses y los nativos americanos se pintaban el cuerpo, los mesopotámicos se coloreaban la cara con ocre, los indios se pintaban las palmas de las manos y las plantas de los pies (las mujeres se dibujaban estrellas, lunas o flores en la cara), los fenicios inventaron el jabón y los judíos utilizaban fragancias como el incienso, los árabes extraían agua de rosas.

Quizá te interese  ¿cómo usar un corrector sin maquillaje?

Los griegos se coloreaban el pelo con un ungüento especial y se pintaban la cara de blanco (con plomo blanco) o de rosa (con bermellón). El Orpimentum, un compuesto de arsénico, se utilizaba como depilador, el aceite de palma para las piernas y el tomillo para el cuello. Los griegos también chupaban plantas aromáticas para refrescar su aliento.

Maquillaje facial

Ahora que ya conoces los diferentes materiales que componen las cerdas de una brocha y las diferentes formas que pueden adoptar, vamos a aprender a elegir qué tipo de brocha utilizar según el producto concreto que se vaya a aplicar. Hay muchos, y aquí hemos decidido dividirlos según su función: pinceles de maquillaje para la cara y pinceles para los ojos y los labios.

Hay muchos pinceles adecuados para el maquillaje del rostro, al igual que hay muchos cosméticos entre los que elegir: desde la base de maquillaje -en todas sus composiciones- hasta el corrector, desde la sombra de ojos hasta el iluminador.

Las brochas de abanico son menos comunes, pero siguen siendo muy útiles si quieres aplicar productos iluminadores en tu rostro. Sus cerdas son escasas y finas, perfectas para aplicar productos en polvo, menos para productos en crema o líquidos. Gracias a su forma plana y alargada, el pincel en forma de abanico garantiza una aplicación precisa y simétrica de los productos en los pómulos, el puente de la nariz y el arco de Cupido.

Si quieres redibujar o rellenar los huecos de tus cejas, este pincel es perfecto para ti. Para conseguir una línea precisa, el pincel para cejas debe tener una punta fina y estar inclinado.

Quizá te interese  ¿qué polvos no hacen flashback?

Lo que necesitas para un buen maquillaje

Las bases de maquillaje y los correctores minerales no contienen humectantes, emulsionantes, siliconas, conservantes ni perfumes, y los polvos utilizados no reaccionan entre sí ni con la piel, por lo que son especialmente adecuados para las pieles sensibles o problemáticas. Además, los polvos minerales se adhieren a la piel sin obstruirla y absorben el exceso de sebo, por lo que son adecuados para las pieles grasas, mixtas, con impurezas o con tendencia al acné.

Las bases de maquillaje líquidas son adecuadas para la piel seca y la piel madura con arrugas. Las bases de maquillaje compactas no se recomiendan para las pieles grasas, con impurezas o con tendencia al acné. Las pieles sensibles y especialmente reactivas pueden tener problemas al utilizar bases de maquillaje líquidas o compactas si contienen aditivos, conservantes o fragancias que no se toleran bien.

Los correctores naturales en barra contienen pigmentos minerales, ceras, humectantes y a veces fragancias. También pueden contener principios activos específicos para la zona de los ojos o para calmar la inflamación debida a la aparición de granos.