Muchas personas sufren de piel grasa y propensa al acné con espinillas localizadas y enrojecimiento de la piel. Algunas afecciones relacionadas con la piel grasa son el resultado de una desequilibrio en la producción de sebo.

El exceso de sebo en el rostro conlleva una menor oxigenación de los tejidos por la obstrucción de los poros, con la consecuencia inevitable de la aparición de puntos negros, espinillas, pústulas y, en algunos casos, dermatitis.

Entre las principales causas de la piel grasa hay ciertamente un desequilibrio hormonal que generalmente ocurre en la juventud y la adolescencia; o muchas pieles reaccionan al estrés con trastornos psicosomáticos.

Y de nuevo, el uso de productos cosméticos en la cara, no aptos para estos tipos de piel, o demasiado agresivos, pueden provocar la aparición de picor, inflamación y espinillas.

Para esto se vuelve fundamental cuidar la piel del rostro con regularidad, posiblemente de forma natural y utilizando productos específicos delicados con buenas formulaciones.

Entre los productos cosméticos más eficaces para combatir las impurezas de la piel se encuentran algunas mascarillas faciales ricas en nutrientes activos en pieles grasas y que te ayudarán a prevenir y tratar espinillas, puntos negros e irritaciones leves de la piel.

En el caso de que padezcas enfermedades como el acné o dermatitis más importantes, te recomendamos que te pongas en contacto con un dermatólogo que sepa prescribir los tratamientos adecuados. Veamos ahora, en cambio, cómo hacer 8 mascarillas purificantes en casa.

8 mascarillas purificantes caseras

Para hacer una mascarilla purificante para pieles impuras utilizaremos únicamente ingredientes naturales y te beneficiarás de sus extraordinarias propiedades, para recuperar una piel tersa y sana en poco tiempo.

  1. Mascarilla facial a base de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es excelente remedio natural para pieles grasas, que presenta granos e impurezas gracias a sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas.

Para esta receta será suficiente tomar una crema neutra natural (20 g) e agregue 5 gotas de esencia de árbol de té. Después de mezclar los ingredientes, coloque la mascarilla en su rostro, excepto en el área de los ojos. Dejar actuar durante 20 minutos y luego proceder con un enjuague con agua tibia. Repite esta mascarilla purificante una vez por semana.

  1.  Mascarilla facial de arcilla purificante

La arcilla verde es un ingrediente natural muy eficaz para eliminar espinillas y puntos negros. La arcilla actúa limpiando los poros del exceso de sebo e impurezas.

Para hacer una mascarilla purificante a base de arcilla necesitarás un bol de vidrio para poner dos cucharadas de arcilla verde ventilada. Agrega agua tibia o hidrosol de lavanda calmante, lo suficiente para crear una emulsión suave.

Con ayuda de una brocha, aplica la mascarilla de arcilla por todo el rostro y deja actuar durante 15 minutos. Es importante que la mascarilla no se seque en el rostro, por eso cuando sientas que la piel se tensa, es momento de enjuagar y retirar la arcilla con agua tibia.

Puedes repetir este remedio de arcilla natural dos veces al mes.

  1.  Mascarillas purificante de miel y limón

Combinar los beneficios emolientes y protectores de la miel con las propiedades purificantes y desinfectantes del limón te ayudará mantener la piel suave y limpia. Toma dos cucharadas de miel de lavanda orgánica y agrega el zumo de medio limón. Extiende la mezcla sobre el rostro evitando la zona de los ojos y déjalo actuar durante 15 minutos. Retira abundantemente con agua.

Esta mascarilla purificante casera la puedes utilizar una vez a la semana.

4 Mascarilla facial de aloe vera

El aloe vera es un ingrediente natural capaz de hidratar profundamente y al mismo tiempo realizar una acción cicatrizante y antiséptica. El uso de gel de aloe vera es recomendado en el caso de espinillas, puntos negros e impurezas cutáneas. Esta receta esta enriquecida con aceite de jojoba rico en vitamina E, esencia de lavanda antiséptica y calmante y esencia de bergamota con propiedades purificantes.

Ingredientes para 1 aplicación
  • Gel de aloe vera › 25 gr
  • Aceite de jojoba › 5 ml
  • Aceite esencial de lavanda › 5 gotas
  • Aceite esencial de bergamota › 3 gotas
MÉTODO
  • En un bol de vidrio poner el aceite de jojoba y las gotas de esencia de lavanda y bergamota; unifica la mezcla con ayuda de una cuchara de madera;
  • Combina los aceites esenciales y el aceite de jojoba con el gel de aloe vera y continúa mezclando hasta que los ingredientes se hayan mezclado. Tu mascarilla está lista;
  • Con las manos limpias y secas, extienda este paquete en su cara y déjalo actuar durante aproximadamente media hora. Inmediatamente después, limpia la piel con una leche limpiadora suave;
  • Puedes repetir esta mascarilla purificante de aloe vera una vez a la semana.

5 Mascarilla purificante con propóleo

El propóleo es un producto de las abejas que tiene extraordinarias propiedades antiinflamatorias en la piel. Este producto se define como un verdadero antibiótico natural y es un excelente curativo para la piel afectada por acné, espinillas, picazón y dermatitis.

Para hacer una mascarilla purificante a base de propóleo te aconsejamos que pongas dos cucharadas de arcilla blanca en un bol de vidrio que tiene una acción depurativa muy delicada sobre la piel. Agrega un poco de agua tibia, lo suficiente para crear una emulsión suave; por último, pon 6 gotas de extracto puro de propóleo.

Mezcla los ingredientes y aplica la mascarilla en tu rostro. Deja actuar durante 15 minutos y luego lava con un limpiador facial suave. Puedes repetir esta mascarilla 3 veces al mes.

6 Mascarilla de yogur y jengibre para purificar el rostro

El yogur es un ingrediente muy utilizado en la elaboración de mascarillas purificantes gracias a los numerosos nutrientes que contiene. En particular, el yogur tiene una acción antibacteriana y es muy adecuado para pieles grasas. En cambio, el jengibre en polvo proporciona a la piel un efecto antiinflamatorio y depurativo contra las espinillas. Completaremos la receta con miel, emoliente y protectora. Estos son los ingredientes para hacer esta mascarilla facial:

Ingredientes para 1 aplicación
  • Yogur natural integral › 60 gr
  • Jengibre en polvo › 1 cucharadita
  • Miel orgánica › 1 cucharada
MÉTODO
  • En un bol de vidrio poner el yogur y el jengibre en polvo. Mezclar los ingredientes con una cuchara de madera;
  • Agrega la miel y mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Tu receta está lista;
  • Extiende la mascarilla de yogur y jengibre por todo el rostro, evitando la zona de los ojos. Déjalo actuar durante 20 minutos;
  • Retirar el producto con la ayuda de una leche limpiadora natural;
  • Puedes repetir este tratamiento 3 veces al mes.

7 Mascarilla facial con aceite de nigella

Para hacer esta receta casera utilizaremos aceite de nigella (también conocido como aceite de comino negro) como ingrediente principal, que tiene propiedades purificantes, calmantes y regeneradoras de los tejidos.

Basta combinar 10 ml de aceite de nigella, 5 ml de aceite de jojoba con propiedades seborreguladoras y 5 ml de aceite de coco rico en nutrientes para la piel. Finalmente, agregue 5 gotas de esencia de lavanda calmante y 3 gotas de esencia de romero antiséptica y remineralizante.

Aplica esta mezcla en la cara y déjela actuar durante media hora. Esta mascarilla no necesita ser enjuagada porque la mezcla de aceites será completamente absorbida por la piel. Pasado el tiempo de exposición, se puede favorecer la absorción del exceso de producto con un masaje revitalizante.

Repite el tratamiento una vez a la semana.

8 Mascarilla purificante con bardana

La bardana ha demostrado tener interesantes propiedades purificantes sobre la piel. El extracto de bardana es muy útil porque limpia la piel y también combate la dermatitis y el eczema.

Elije una de las mascarillas purificante anteriores lista para usar (unos 20 ml de producto) y añade 5 gotas de extracto líquido de bardana y 4 gotas de esencia de lavanda calmante. Mezcla todo y aplica la mascarilla en tu rostro. Déjala actuar durante 25 minutos y luego procede con una limpieza ligera. Puedes hacer este tratamiento una vez a la semana.

Dónde encontrar los ingredientes:

  • Extracto puro de propóleo aquí
  • Extracto de bardana aquí
  • Aceite de nigella aquí
  • Aceite de jojoba aquí
  • Aceite esencial de lavanda aquí
  • Jengibre en polvo aquí

Lea también: