Puedo usar el aftersun como hidratante

Las mejores cremas para después del sol, que hidratan, reestructuran la piel y ayudan a mantener el bronceado durante mucho tiempo, son imprescindibles en tu kit de belleza de vacaciones. Y las estanterías de los supermercados y las farmacias están llenas de cremas, leches y líquidos para después del sol.

Es natural, entonces, preguntarse qué crema para después del sol usar, cuál elegir de entre las muchas que hay para no equivocarse y conseguir un producto que realmente cuide la piel tras la exposición a los rayos UV. Si no sabes cómo hacer tu elección y aún no conoces las características que hacen de las cremas simples las mejores cremas para después del sol del mercado, te echamos una mano.

Así que vamos a ver cómo elegir las mejores cremas para después del sol en función de sus ingredientes. Antes de comprar una, te recomendamos que leas siempre las etiquetas del envase y compruebes el INCI de la crema para después del sol. Para que su crema para después del sol sea eficaz, compruebe que contiene:

Por lo tanto, un after-sun que respete la piel debe estar libre de parabenos, preferiblemente sin perfume, sin níquel, sin alcohol, sin derivados del petróleo y sin parafina. Si descubre que los ingredientes de su crema para después del sol incluyen estas sustancias, opte por otras marcas.

Quizá te interese  ¿Qué pasa si tomas el sol después del láser?

¿Con qué frecuencia debo aplicar la loción para después del sol?

Aplícalo siempre después de cada exposición al sol, tras la ducha o el baño, asegurándote de eliminar antes cualquier residuo de crema solar, arena, sal o cloro.

¿Qué hace un after sun?

El aftersun aporta a la piel lo que necesita para restaurarse después de un día de sol y compensar las deficiencias causadas por la exposición. El bronceado y la producción de melanina son, de hecho, la defensa del cuerpo contra una situación de estrés.

¿Cuánto dura un after sun?

Mientras que las cremas bronceadoras o de protección solar, una vez abiertas, se deterioran en poco tiempo y sufren cambios debido al calor, las cremas para después del sol tienen una vida útil bastante larga, normalmente de 12 meses, una vez abierto el producto.

Farmacia para después del sol

Aunque mucha gente todavía subestima su importancia y sus beneficios, la aplicación de cremas para después del sol debería ser un hábito saludable, imprescindible en la rutina de belleza del verano, fundamental para devolver a la piel el frescor, la suavidad y la hidratación adecuados tras la exposición al sol.Inmediatamente después de un día de playa, de piscina o tras un largo paseo al aire libre, de hecho, la piel necesita un tratamiento específico, ya que está estresada por el calor y las reacciones inducidas por los rayos ultravioleta.

Quizá te interese  ¿cuál es el contornos de ojos?

Las delicadas texturas son específicas para las pieles sensibles o propensas a las alergias, ya que contienen ingredientes sin perfume ni parabenos, como las aguas termales.¿Cuándo y cómo utilizar los cuidados para después del sol?

¿Cómo hidratar la piel después de la exposición al sol?

Después de una exposición prolongada al sol, es bueno dejar que nuestra piel descanse durante al menos 12 horas. Sobre todo si se trata de los primeros días en la playa. Es esencial ayudar a la piel a regenerarse bebiendo mucha agua. Como una crema hidratante, el agua rehidrata la piel, haciéndola más saludable.

¿Qué poner en las piernas quemadas por el sol?

La receta es muy sencilla: agua tibia, medio vaso de bicarbonato de sodio y un vaso de avena. Estos son los ingredientes perfectos para suavizar la piel y aliviar el enrojecimiento y las molestias causadas por las quemaduras solares.

¿Qué ocurre si utilizo una crema solar caducada?

Si utilizamos cremas solares caducadas, las que usamos el año anterior, no conservarán su factor de protección, con lo que no tendremos una protección adecuada frente a los rayos UV, y nos expondremos a sufrir quemaduras o incluso eritemas solares.

Quizá te interese  ¿qué antibiotico es bueno para los granos?

C

Las cremas para después del sol son las preferidas porque proporcionan un mayor confort a la piel, no se quedan en la superficie como si fueran una “película húmeda”, sino que penetran inmediatamente, proporcionando un alivio inmediato.

Rico en principios activos calmantes, contiene Jugo de Aloe orgánico, extractos florales de Caléndula y Manzanilla orgánicas y aceites vegetales de Almendra Dulce y Sésamo que, junto con el extracto de Malvavisco y la Vitamina E, dejan la piel suave y ayudan a su regeneración natural tras la exposición al sol.

¿Cuándo caduca una crema para después del sol?

Todos sabemos que los protectores solares caducan un año después de su apertura. En general, cuando se compra un producto hay que fijarse en el PAO -Período después de la apertura- que indica el período de uso recomendado después de la apertura. En el caso de las cremas solares, son 12 meses.

¿Cuánto duran los protectores solares cerrados?

La Fundación Americana del Cáncer de Piel afirma que los protectores solares tienen una vida útil de 3 años. Por lo tanto, no siempre es cierto que los protectores solares deban tirarse de un año para otro, pero es necesario tener en cuenta el estado de conservación y comprobar si la consistencia y el olor han cambiado.

¿Qué hacer para mantener el bronceado?

Es preferible ducharse con agua tibia. Los limpiadores faciales suaves y las espumas de baño, que no atacan la película hidrolipídica de la piel, son excelentes. Una exfoliación suave semanal ayuda a prolongar el bronceado, contrarrestando la grisura y la opacidad de la tez.

Significado de After sun

Tras la exposición al sol, dedicar algunos cuidados al rostro y al cuerpo significa mantener el bienestar de la piel y el bronceado. En verano, si los protagonistas del día son los protectores solares, entran en escena los cuidados aftersun. Estos cosméticos son tan indispensables en su rutina de belleza de vacaciones como las cremas solares, ya que restablecen el equilibrio de la piel tras la exposición al sol, refrescan, calman y contrarrestan la acción de los radicales libres.

Independientemente de su formulación, el cuidado para después del sol tiene la tarea fundamental de saciar la sed de la piel para evitar la sequedad y permitir que se regenere: una piel bien hidratada significa mantener una tez intensa. Además, los cuidados para después del sol frenan los procesos que predisponen a la piel a un envejecimiento prematuro.

Como la piel del rostro es especialmente delicada y está siempre expuesta a los elementos, el after-sun debe estar especialmente formulado. No es casualidad que esta zona sea especialmente vulnerable a la formación de arrugas y manchas oscuras tras una exposición excesiva al sol.