La bruma facial se ha hecho muy popular recientemente, e incorporarla a tu rutina de cuidado de la piel puede ser muy beneficioso. Pero, ¿qué es exactamente la bruma facial y qué beneficios ofrece?

Aquí tienes una guía para comprender los fundamentos de la bruma facial, lo que puede hacer por ti y cómo utilizarla.

Qué es una bruma facial

Una bruma facial es un producto cosmético diseñado para complementar tu rutina de cuidado de la piel, en lugar de sustituirla. Suele contener ingredientes activos, como ácido hialurónico y extractos naturales, que actúan conjuntamente para ayudar a hidratar, proteger y nutrir la piel.

Suele presentarse en un cómodo envase con pulverizador o atomizador y puede usarse en cualquier momento y lugar para un aporte instantáneo de hidratación.

Qué beneficios ofrece una bruma

La bruma facial ayuda a hidratar y nutrir la piel, al tiempo que la protege de las agresiones medioambientales, también puede aliviar y calmar la piel irritada, gracias a los ingredientes con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es una opción perfecta para utilizar después de la exposición al sol, ya que ayuda a calmar la piel irritada.

También es una forma estupenda de refrescar el maquillaje, reavivar y dar brillo a la piel, e incluso ayudar a fijar el maquillaje tras su aplicación.

Quién debe usar una bruma facial

Al ser un complemento en la rutina diaria la puede usar cualquiera, independientemente de su tipo de piel.

  • Para quienes tienen la piel seca, la bruma facial ayuda a proporcionar hidratación instantánea y a largo plazo.
  • También ayuda a calmar la irritación y la inflamación asociadas a las pieles con sensibilidad cutánea.
  • Para quienes tienen la piel grasa, puede ayudar a equilibrar la grasa de la piel, a la vez que proporciona una dosis de hidratación para mantener la piel con un aspecto sano y vibrante.
Quizá te interese  ¿Por qué se hacen bolsas en los ojos?

Cómo y cuándo aplicar una bruma facial

Utilizar una bruma facial es increíblemente fácil, y puede usarse en cualquier momento y lugar. Sólo tienes que cerrar los ojos y rociar la bruma a una distancia de 10-20 cm del rostro y dejarla actuar durante unos minutos, hasta que tu piel se sienta fresca e hidratada.

Un buen momento para utilizar la bruma facial es después de la limpieza y antes de aplicar la crema hidratante, ya que ayudará a infundir a la piel una hidratación vital antes de aplicar un producto más rico y pesado.

Qué tipos de bruma facial existen

A la hora de elegir una bruma, hay varias opciones. Muchas brumas faciales están formuladas con ingredientes que cuidan la piel, como ácido hialurónico, vitaminas y extractos naturales, para ayudar a hidratarla, protegerla y nutrirla.

Puedes elegir una diseñada específicamente para tu tipo de piel, u optar por una con una ligera y refrescante para una experiencia más estimulante.

Es una forma fácil y cómoda de mantener la piel hidratada y nutrida durante todo el día. Ofrece multitud de beneficios, desde aumentar los niveles de hidratación hasta calmar las irritaciones, y puede utilizarla todo el mundo, independientemente de su tipo de piel.

Es importante conocer qué tipo de bruma es la adecuada para nosotros, ya que cada piel es diferente,  puedes obtener más información sobre la bruma facial en La Vanguardia para ver las mejores opciones y asegurarte de elegir una con ingredientes activos adecuados para tu tipo de piel, y de utilizarla junto con tu rutina habitual de cuidado de la piel para obtener resultados óptimos.