El uñas puntiagudas son una de las manicuras más difíciles de realizar y representan una de las tendencias que siempre están vivas en el campo de la moda. También están definidos uñas de estilete y no son nada fáciles de gestionar e implementar. Están dedicadas a las mujeres muy seguras de sí mismas, a las que les encanta lucir sus manos afiladas y siempre ordenadas, símbolo de un feminidad ostentoso, pero nunca vulgar, con una personalidad intensa y al mismo tiempo pulcra.

Este tipo de uñas se recomiendan para una ocasión importante, al ser muy delicadas, debes prestar especial atención si utilizas detergentes con frecuencia o si escribes con frecuencia en el ordenador. El color por excelencia de las uñas puntiagudas es rojo, incluso si este tipo de manicura va bien con todo, especialmente con las decoraciones artísticas de los artistas de uñas.

Precisamente por esta extraordinaria capacidad de asombrar, las uñas de estilete a menudo se fotografían y utilizado como plantilla, para demostrar las habilidades de las esteticistas en la realización de sus creaciones. Este tipo de uñas asume una longitud considerable y cuando esto no es posible, se puede recurrir a reconstrucción en el mapa, que son sin duda el método más adecuado para su realización.

Las uñas puntiagudas son las favoritas de los artistas de uñas.

Uñas puntiagudas o stiletto: algunas ideas

Una vez alargadas, las uñas se decoran y aquí realmente puedes darte un capricho. Hay quienes prefieren que se embellezcan con solo un color, que puede ser rojo o burdeos, pero también se prefieren los colores pastel y diferentes tonos de rosa. Muchas mujeres, en cambio, prefieren tener uñas puntiagudas con Brillantina, especialmente en la parte de la punta, donde es posible hacer algunas tonalidades, más claras o más oscuras, que el resto de la uña y aplicarle brillantina. Muy a menudo también se utilizan los reales. juego de colores y formas, que alternan colores imaginativos.

Un efecto muy especial es que opaco, en el que alguna decoración hecha en micro pintura, o unas flores o unos diamantes Swarovski, que harán aún más brillante el trabajo. Lo fundamental es acudir siempre a profesionales que respeten, sobre todo, la reglas de higiene, porque cuando se trata de manicura es muy fácil contagiarse una infección o un hongo, sobre todo si los productos no están debidamente esterilizados, porque entran en contacto con la piel.

Si tus uñas son lo suficientemente largas, puedes optar por una manicura simple y aplicar esmalte de uñas semi-permanente o un esmalte en gel, más duradero y duradero. El procesamiento, sin embargo, debe ser muy delicado, pues este tipo de nail art requiere que el esmalte sea muy fino, para darle a la mano un aspecto sumamente elegante, por esta razón no siempre se aplica la reconstrucción de la punta.

Estilo de borde, tubo estirado y estilo garra

Debemos distinguir tres categorías de uñas puntiagudas: estilo de borde, también llamado borde, que se forma con los dos lados rectos y la punta similar a un triángulo. El estilo tubo, que se asemeja un poco a las uñas en forma de almendra, siendo la punta un poco más redondeada y, finalmente, el estilo garra, que es el más delicado y el más difícil de manejar, porque en este caso las uñas se asemejan a una verdadera garra afilada. Estos últimos se utilizan a menudo en demostraciones y exposiciones, especialmente para dar testimonio de la habilidad en la decoración.

Las uñas puntiagudas son sin duda las más difíciles de manejar, pero las más bonitas para lucirse en ocasiones importantes.

Cómo hacer uñas puntiagudas en casa.

¿Y si quisiéramos hacerlos en casa? No hay problemas, también en este caso tenemos la solución ideal. Si necesitas lucir una mano delicada, para algún evento importante y no hay tiempo material para acudir a la esteticista, puedes optar por una manicura de bricolaje. Hay que recordar, sin embargo, que este tipo de uñas está dedicado única y exclusivamente a las mujeres que las tienen. uñas resistentes y duras y que son al menos 2 centímetros de largo.

Antes de limar, es fundamental quitar la piel y las cutículas sumergiendo las manos en agua tibia durante unos minutos. Para conseguir un efecto impecable es imperativo empezar lime las uñas por igual por un lado y en el otro, alternando las limaduras por cada lado, hasta llegar finalmente a la punta, que debe estar muy afilada.

Al final de la limadura, para que tenga un efecto duradero, es necesario aplicar un esmalte en la uña endurecedor, si no es posible encontrarlo, pruebe también con uno simple, transparente, Secar. Sobre él, luego, aplica el color que prefieras, terminando el trabajo con otra pasada del esmalte incoloro.