Piel facial dañada

Inmediatamente después del Agua Termal Micelar y del Tónico Termal Equilibrante, está la Ecocrema Superdissetante, una crema hidratante diaria muy sencilla, o la Crema Ácida Reequilibrante pH5, una hidratante con el “plus” de reequilibrar la piel a diario.

Gracias a su mezcla de excelentes emolientes y dermoprotectores, combinada con 5 valiosos extractos y azúcares naturales, la Crema Ácida Reequilibrante pH5 reequilibra el pH, a menudo alterado por el estrés, los agentes atmosféricos o la limpieza con productos demasiado alcalinos. ¿El resultado? Piel radiante e hidratada.

Piel facial envejecida

Si tienes la piel del rostro normal, es decir, ni seca ni grasa, debes tratar tu piel con productos como el aceite de almendras, la manzanilla o el aloe vera, ya que necesitas mantener el mismo equilibrio de hidratación.

El agua hidrata la piel y elimina las toxinas.  En verano, come mucha fruta que contenga agua, como la sandía, y si tienes una quemadura solar, hierve lechuga y utiliza una gasa para aplicarla en la cara.

En este último paso veremos dos de los problemas que más afectan a un rostro envejecido y qué remedios utilizar para cuidar mejor nuestra piel manteniendo un aspecto saludable y bello.

Estas molestas arrugas en la piel se deben a muchos factores: el tabaquismo, la falta de colágeno que provoca la flacidez de la piel del rostro, la falta de elastina que sirve para suavizar la piel y la excesiva exposición al sol que reseca la piel.

Quizá te interese  ¿Cuánto tiempo dura el colágeno en los labios?

Restauración de la película hidrolipídica del glande

Las emulsiones fluidas y las leches hidratantes se recomiendan a quienes les gustan las texturas ligeras y fáciles de aplicar: fluyen agradablemente y se absorben en un instante, lo que permite ponérselas inmediatamente. Están indicados para todo tipo de pieles y contienen principalmente sustancias con acción filmógena, capaces de formar una fina película protectora que reduce la evaporación del agua, aumentando la tasa de hidratación superficial. Por ejemplo, el ácido hialurónico con diferentes pesos moleculares (para aportar hidratación en las diferentes capas de la piel), que es capaz de unir miles de moléculas de agua para formar un gel altamente hidratante; la vitamina E, que favorece la oxigenación celular y previene la formación de arrugas; y las proteínas de seda, que proporcionan a la epidermis una vaina elástica que la protege y lubrica.

Piel del rostro dañada por el acné

El secreto de la belleza de la piel son las sustancias que la estructuran, como el colágeno, el ácido hialurónico y las fibras elásticas. Para combatir las imperfecciones de la piel, puedes optar por remedios naturales y productos cosméticos que complementen los antioxidantes y favorezcan la producción de proteínas.

Puedes probar con suplementos de vitaminas A, C, D y E, que no sólo estimulan la síntesis de colágeno, ácido hialurónico y elastina, sino que también favorecen el sistema inmunitario y, sobre todo, el cuidado de los ojos y el cabello. Otros antioxidantes presentes en los suplementos vitamínicos que ayudan al bienestar de la piel son los polifenoles, moléculas que protegen los tejidos de los agentes externos.

Por último, para un tratamiento antiarrugas que tenga beneficios a nivel profundo, puede probar la dermatología estética. Con microinyecciones de ácido hialurónico, puede combatir eficazmente las arrugas y mantener su piel joven y sana durante mucho tiempo, mientras que las sesiones de luz pulsada pueden aclarar las manchas de la piel y favorecer la renovación celular.

Quizá te interese  ¿qué perfume de mujer dura todo el día?